Se encuentra usted aquí

El edificio donde murió el ruso León Trotski

De este singular edificio de la calle de Victoria resalta su torre, de estilo inglés gótico normando diseño a cargo del arquitecto Federico Mariscal en 1906. Fue sede de juzgados, bomberos, policía y de un centro de salud. Hoy resguarda el museo del policía
Así luce hoy el constado de esta gran construcción sobre la calle de Revillagigedo.
06/12/2019
18:39
-A +A

Texto: Carlos Villasana, Ruth Gómez y Gabriel Sánchez Pozos
Fotografía actual: Ruth Gómez
Diseño web: Miguel Ángel Garnica.
 

En la esquina de Victoria y Revillagigedo se encuentra un edificio que en su interior alberga la historia de los cuerpos de seguridad en la Ciudad de México: hoy el Museo del Policía. La construcción es de la autoría del arquitecto Federico Mariscal que, independientemente de que se planteó desde su origen como la Inspección General de la Policía, fue utilizada como juzgados, estación de bomberos, centro de salud y, ahora, Museo del Policía y asesinos seriales.

En la esquina frente a la torre de este edificio se encuentra un puesto de periódicos a cargo de Claudia Cruz. El local ha sido parte de su familia desde hace 40 años, cuando su padre se hacía cargo y recordaba que en su infancia, lo acompañaba a dejar diarios a los policías que estaban en servicio dentro la sexta delegación.
 

También confiesa haber oído que el inmueble funcionó como una cárcel y que ha visto cómo eran antes las instalaciones gracias a que Mario Moreno “Cantinflas” grabó ahí parte de su película, El Bombero Atómico, estrenada en 1952.

Por su parte, Leo Martínez Morales e Israel Terán sólo recuerdan que el edificio sirvió como una cárcel. Ellos atienden una ferretería frente al museo, que tiene arriba de los barrotes que resguardan su entrada la leyenda: “VI Inspección de Policía”.

principal_policia_1912.jpg
Fotografía de 1912, un año antes de que los enfrentamientos durante la Decena Trágica dañaran su gran torre. Aquí la esquina de Victoria y Revillagigedo. Cortesía Rafael Fierro Gossman.

De acuerdo con una investigación realizada por el arquitecto Rafael Fierro Gossman, esta construcción fue la primera de “gran envergadura” de Mariscal, quien lo realizó de 1906 a 1908:

“En terrenos donde se estableció la Casa de Maternidad e Infancia, transformada en la Sexta Delegación de Policía, donde Mariscal hace gala de su conocimiento de los estilos inglés y gótico-normando, cuya alta torre (que originalmente tenía un reloj), con aguda techumbre y flanqueada por almenas, ha sido recientemente restaurada.

cortesia_rfg_2.jpg
_mg_4278.jpg
Detalle de la torre de la Sexta Delegación de Policía diseñada por Mariscal; asimismo, se ofrece una foto actual de la misma torre pero tomada desde la calle de Victoria hacia Juárez. Fotografía antigua Cortesía Rafael Fierro Gossman.

Recordemos que por esos años, la sociedad citadina - impresionada por la obra de Boari para el inmueble de Correos- aplaudió la originalidad y virtuosismo del moderno edificio que podía competir con los mejores del mundo”.

En la página oficial de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, se explica que en 1909 el Hospital Juárez estaba rebasado en cuanto a su ocupación, por lo que Guillermo de Landa y Escandón, tuvo que inaugurar el Puesto Central de Socorros de las Comisarías de la Policía en este complejo y, como la calle de Victoria solía llamarse “Las Verdes”, a este puesto de socorro se le empezó a llamar “la Cruz Verde”, así en 1911, el sistema de salud capitalino cambió de nombre a “Servicios Médicos de la Cruz Verde”.

salud_cdmx.jpg
El primer Puesto Central de Socorros de las Comisarías de la Policía tenía una sala de cirugía, otra de curaciones y salas para el personal. Fotografía: Secretaría de Salud de la Ciudad de México.

El Gran Diario de México realizó una visita al recinto y según lo narrado por el guía, el motivo por el cual fue atacado durante la Decena Trágica fue porque Félix Díaz se atrincheró en este sitio y el ejército desplazó a la policía. El daño a su torre fue notorio.

torre_despues_de_la_decena_tragica_coleccion_villasnaa_torres.jpg
comisaria_mexico_feb_1913_coleccion_villasana_-_torres.jpg
Postales del edificio después de la Decena Trágica. Colección Villasana - Torres.

Para 1917, las instalaciones fueron  ocupadas por bomberos y cuatro años más tarde, regresó la policía. Los apaga fuego se mudaron hasta finales de la década de los 20, cuando tuvieron su propio edificio en avenida independencia.

Para la década de los 30, la policía vuelve a compartir sus instalaciones, pero ahora con la Cruz Verde. En ese entonces el edificio contenía un letrero que indicaba ser el “puesto central de socorros” y es aquí donde el exiliado ruso León Trotski murió el 21 de agosto de 1940, luego que fue llevado a este lugar tras ser herido con piolet.

Aún con el paso de los años, el edificio siguió bajo la administración de la institución policiaca por lo que en las décadas de los setenta y ochenta del siglo pasado, se optó por brindar mantenimiento al inmueble.

Para los años noventa, el Museo del Policía abrió sus puertas con la finalidad de dar a conocer tanto el desarrollo histórico de la corporación como las actividades que llevan a cabo en la vida diaria.

aguila-en-revillagigedo_cortesia_rfg.jpg
_mg_4263.jpg
Detalle del águila que adorna la ventana del Museo del Policía en la esquina de Revillagigedo y Victoria; se puede observar el logo de la Cruz Verde. Fotografía antigua Cortesía Rafael Fierro Gossman.

Alrededor de 2007, el patio del Museo empezó a ser utilizado como sala de ensayos de la Banda de Guerra de la Policía Auxiliar, por lo que también se le conoció como Centro Cultural Policial y entre 2009 - 2010 se llevaron a cabo trabajos de restauración para que los capitalinos -y quienes visitan la Ciudad de México- pudieran conocer uniformes, objetos y vehículos que han sido parte del desarrollo de la Policía capitalina.

El guía nos comenta que uno de los principales problemas con los que se enfrenta el museo es el “estigma social” que la ciudadanía tiene sobre la policía: “ha habido ocasiones en las que gente viene a preguntarnos sobre casos que nosotros desconocemos, que tienen que ver con la forma en la que se trató a algún familiar y, aunque los escuchamos, no podemos ayudarles”. 

También remarca que es complicado hacer que la gente se interese por los quehaceres de la institución; sin embargo, señala de buen ánimo que cada fin de semana tienen visitantes que disfrutan de sus salas.

Así, en el edificio donde alguna vez se curaron lesiones, hoy hay hombres lobo, historias de asesinos seriales, oficinas del C2 y maniquíes con los uniformes que le han dado identidad a la institución encargada de la seguridad capitalina.

_mg_4284.jpg
Así luce hoy la entrada de este museo que cada fin de semana recibe a varios visitantes.

La foto principal es el aspecto actual del constado de esta gran construcción sobre la calle de revillagigedo.

En nuestra foto comparativa antigua se observan los daños causados por los combates de la Decena Trágica en la torre de la Sexta Inspección de Policía, ubicada en la esquina de Victoria y Revillagigedo, antes llamadas Calle de las Verdes y Calle del Bosque. La foto es de febrero de 1913. Cortesía Rafael Fierro Gossman.

Fotografía antigua: Colección Villasana - Torres y Cortesía Rafael Fierro Gossman.

Fuentes: Arquitecto Rafael Fierro Gossman; Museo del Policía de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, página web oficial de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México.

 

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN