Se encuentra usted aquí

“El Bello Greco”, el primer luchador exótico

En la lucha libre se llama “exóticos” a quienes utilizan trajes llamativos y estilizados, parten de la idea de que todos pueden dedicarse a esta actividad. El primer luchador que abrió la puerta a esta diversidad se llamó “El Bello Greco”, aquí su historia
El bello greco
28/06/2020
00:56
-A +A

Texto: Cristina Hernández  

Un domingo de 1978, el Toreo de Cuatro Caminos se engalanó con una lucha épica. “El Bello Greco” y su pareja de lucha, Sergio “El Hermoso”, se enfrentaban  contra “Scorpio” y “Baby Face”, los nuevos cañoneros.

Fue una lucha muy fuerte, cabellera contra cabellera, prácticamente eran rivales a muerte. Ese día el lugar estaba a reventar, todos los pasillos lucían llenos de gente que hasta quienes estaban de pie hacían un esfuerzo para no perderse ningún detalle.

Así lo recuerda uno de los hijos de “El Bello Greco”, el también luchador Alan Stone quien comparte con este diario parte del ambiente y algunos de los mejores recuerdos que tiene de su padre y, en particular, de esta lucha. “Se dieron con todo, hasta con la cubeta. Fue muy sangrienta”, dice Alan.

Él tenía 6 años y recuerda que alguien lo estaba cargando para que pudiera ver a su papá entre toda la gente. “Lo vi salir del camerino y siempre se ponía nervioso, yo me emocionaba mucho”, comenta Alan.

foto8_2.jpg
"El Bello Greco", cortesía.

A pesar de los golpes, “El Bello Greco” se levantó y triunfó en esa pelea, les ganó las cabelleras a Escorpio y a Baby Face.  

Raúl García Salazar, mejor conocido como "El Bello Greco", fue el primer luchador exótico. Junto a los también luchadores "Adorable Rubí" y Sergio "El Hermoso" conformó la “Ola Lila” en 1975.

En este contexto, la palabra “exótico” se refiere a los luchadores estilizados, con trajes de colores llamativos para hacer alusión a que todos pueden dedicarse a la lucha libre.

“Estaba predestinado a ser luchador. Sin saberlo por mucho tiempo, me enteré de que mi padre había sido réferi de aquellas luchas que se hicieron en Televicentro, y que tenía tres medios hermanos luchadores”, contaba “El Bello Greco”. Su padrino de bautizo fue Eduardo “Dientes” Hernández, uno de los primeros luchadores en México.

El “Dientes” Hernández lo recomendó en la Empresa Mexicana de Lucha Libre, donde enfrentó a “Rizado Ruiz”, con 10 kilos de peso más que él."En un martes popular de la Coliseo comencé a luchar como ´El Greco´, luego lo hice en domingo y ya después te daban trabajo el viernes en la Arena México”, afirmó.

foto_5_40.jpg
 Raúl García Sánchez, mejor conocido como El Bello Greco. Cortesía.

Una de sus mayores influencias fue el luchador “Gardenia Davis”, el precursor del estilo exótico en la lucha libre, “quedé impresionado con él, no era vulgar sino elegante”. Adoptó el nombre de “El Greco” porque en lucha olímpica hay dos estilos: libre y grecorromana. Su preferida era la última.

 En 1963 debutó en la Arena Tlacotal, ubicada en la delegación Iztacalco. Su personaje que añadía elementos considerados femeninos por algunas personas como capas y atuendos de colores llamativos en tonos rosas, plateados y azules claro.

Para él, estar en buenas condiciones era fundamental, gracias a eso se mantuvo en los cuadriláteros por más de tres décadas. Su lucha a ras de lona, lo hicieron un rival complicado de vencer.

Al inicio de su carrera perdió varias veces la cabellera enfrentándose a “Asai” y “José Luis Feliciano”. También en contra de “Huracán Ramírez”, en julio de 1975, en un gimnasio de Cuautitlán, Estado de México.

foto1_6.jpg
A Raúl García le gustaba más la lucha grecorromana, de ahí su nombre. Cortesía.

En los años 70, la pareja conformada por “El Bello Greco” y “El Hermoso” fue rapada por “Cesar Valentino” y “Coloso Colosetti”. Por eso, muchos recuerdan el duelo entre la pareja de exóticos y “Scorpio”.

Sergio “El Hermoso” y “El Bello Greco” habían sido nombrados la mejor pareja del año en 1977.

Al siguiente año, de acuerdo con el portal ¿Quién es quién? Lucha Libre, el 22 de enero, ambos  derrotaron y raparon a Baby Face y a Scorpio en el Toreo de Cuatro Caminos.

foto2_4.jpg

foto6_4.jpg
"El Hermoso" y "El Bello Greco". Cortesía.

 En 1987 "El Greco" y "El Hermoso" tuvieron diferencias al grado de enfrentarse entre ellos, y fue así que rapó a Sergio en una lucha en Tijuana.

En ese tiempo la gente asistía a las luchas o las veía por televisión los fines de semana. Los luchadores se convirtieron en ídolos de niños y jóvenes. Las plazas más famosas en la capital para disfrutar de este deporte eran la Arena México y la Coliseo.

También lee: Las primeras luchas libres en la capital


El Greco, de campeonato

“El Bello Greco” fue el luchador exótico que ganó más cabelleras peleando contra personajes de su estilo.

Entre sus rivales estuvieron: “Rudy Reina”, “Héctor Garza” y “Rubén Juárez”, incluso a Sergio “El Hermoso”, con quien luchó por 17 años, y a quien también rapó.

Ganó el primer campeonato de lucha olímpica en el que participó en la categoría de 70 kilos. Con esa motivación compitió en Tucson, Arizona, y se convirtió en campeón nacional y seleccionado para la lucha olímpica.

Desde ese momento, su carrera tomó un giro de manera profesional porque empezó a ser reconocido mundialmente.

reproducciones_de_articulos_de_luchador_bello_greco._46336830.jpg
Llaves de lucha. Cortesía.

Participó en los IX Juegos Centroamericanos y del Caribe 1962 en Kingston, Jamaica. Ganó una medalla de plata en los IV Juegos Panamericanos de Sao Paulo, Brasil, en 1963 y quedó entre los seis primeros lugares.

En el portal Tercera Vía, José Bastide escribe: “En 1973, tuve la oportunidad de conocer a El Greco, este personaje tan extraordinario. Mi entonces novia, mi esposa actualmente, era su sobrina y me invitó a una reunión familiar. Era un personaje de estatura media, de cabello ensortijado de un color como las espigas de trigo, con un cuello como el tronco de un árbol y de una espalda casi del doble de la mía, debo reconocer que de inmediato me impactó. Sin embargo, de manera espontánea dibujó una sonrisa al ver a su sobrina y a mí, me dio un caluroso apretón de manos”.

principal_2_.jpg
"El Bello Greco" luchando. Cortesía.

Recuerda que las carteleras del Toreo de Cuatro Caminos las encabezaban “El Greco” y Sergio “El Hermoso”. Asegura que su espectáculo era digno de verse por ser todo un show cuando subían al ring con sus capas y botas coloridas. Pero esto contrastaba con la fiereza que mostraban en las luchas.
“El Bello Greco” se retiró en los años 90, dejó el legado de las luchas a sus hijos: Alan y Chris Stone. Falleció el 27 de noviembre de 2015 a los 71 años de edad.

foto_6_en_sistema_reproducciones_de_articulos_de_luchador_bello_greco._46336839.jpg
En los carteles aparecía junto con El Santo y Blue Demon. Aquí uno de 1976.

La lucha libre se lleva en la sangre

La mayoría de los hijos de El Bello Greco adquirieron el hábito de hacer ejercicio y también entrenar lucha, aunque no todos pensaban en dedicarse a este deporte, la mayoría lo veían como una forma de estar y pasar tiempo con su papá, quien viajaba constantemente.

Uno de ellos es “Buddy Greco” quien es productor de radio y televisión en Radio Fórmula. Aunque no se dedica a la lucha libre, no ha perdido la disciplina de hacer ejercicio y, en algunas ocasiones, practicar la lucha.

Alan Stone también se dedica a la lucha libre y asegura que es una sensación bonita por el contacto con la gente. Recuerda que cuando “El Bello Greco” se dio cuenta que a Alan le interesaba dedicarse a esto, le dijo que no solo era “jugar a las luchitas”, sino entrenar en serio y de manera profesional.

Recuerda que en ocasiones los entrenamientos eran muy duros pero aguantó para demostrar que podía hacer bien las cosas y llegar a ser un buen luchador. Por eso para él entrenar es una responsabilidad y disciplina, su entrenamiento es parte fundamental de las luchas, esto le permite concentrarse en cada uno de sus movimientos.

Ahora Alan tiene una hija quien también le ha pedido llevarla a sus entrenamientos y enseñarle técnicas y llaves de lucha. “Quiero que me entrenes y me pongas ejercicios”, le dice la pequeña, lo cual emociona mucho a Alan porque dice que la historia con su padre se repite ahora con ella: “Me recuerda a mí cuando tenía su edad”.

También lee: el apogeo de la lucha libre mexicana

El legado de las luchas

Sus hijos “Buddy Greco” y “Alan Stone” coinciden en que la disciplina fue lo que más les inculcó “El Bello Greco”. Recuerdan que les decía: “Si no haces tu tarea ni sacas buenas calificaciones, no vas a ir a entrenar ni a las luchas”.

En ese sentido era muy estricto, pero también le gustaba compartir varios momentos con su familia, al respecto Buddy comenta: “Mis mejores recuerdos son los momentos entrañables de convivencia cuando estaba en casa y veíamos películas. Él sentado en el sillón y yo en el suelo recargado en sus piernas. Se volvió una costumbre ver la televisión o películas de esa forma.”

Dice que una de las cosas que más le gusta de la lucha libre es el misterio que encierran las máscaras, capas y la identidad detrás de ellas. Otro de los recuerdos es que su padre, al regresar de cada viaje les traía algún regalo o recuerdo de la lucha en la que había participado.

foto_4_el_bello_acompanado_de_sus_hijos_cortesia_triple_a.jpg
 El bello acompañado de sus hijos Cortesía Triple A

A Buddy le inculcó también el amor por este deporte: “Yo sentía que para él luchar no sólo era un trabajo, sino su pasión. Verlo desarrollar su profesión con toda la pasión del mundo y convertirse en otro personaje que no era mi papá, pero que era aclamado por el público.”

Para Alan, la forma de continuar el legado de su papá es manifestando su amor y respeto por la lucha libre. Una de las recompensas es hacer algo que le gusta mucho y así puede mantener a su familia, viajar y conocer mucha gente. Siempre teniendo en cuenta el amor y cariño por el espectáculo que va a ver el público.

Actualmente hay luchadores que se hacen llamar “exóticos”, pero no todos siguen la corriente de la Ola Lila, quienes la conservaron y formaron fueron “Sergio El Hermoso” y “El Bello Greco”.

Alan dice que tal vez en un futuro alguien pueda retomar este concepto de la lucha elegante y estilizada, pero no descarta que él mismo forme parte de este movimiento, porque ahora no todos los que luchan lo hacen por tradición o verdadero amor a esta disciplina, algunos solo quieren aparecer en televisión o sentirse famosos.

Al responder sobre cómo percibe a la lucha libre en la actualidad, asegura que hay muchos cambios, sobre todo porque ahora son más mediáticas.
 

A veces la gente no piensa en la disciplina que involucra y la ve sólo como un ejercicio más. Además hay quienes se hacen llamar luchadores, pero en realidad no están bien preparados.

Buddy Greco también destaca diversos cambios en la lucha libre desde la época de su padre hasta la actualidad, debido a que se ha modificado conforme a estos tiempos, a la tecnología y a la publicidad.

Una diferencia notable es que antes para ver las luchas, la gente tenía que ir a la arena, pero ahora también puede ser hasta en una transmisión por internet o en la televisión.

Al respecto, la Revista Azul señala: “Para las nuevas generaciones luchísticas es necesario recordarles que "El Bello Greco" marcó toda una época, tanto de manera individual como acompañado de Sergio "El Hermoso“.

Fuentes:

 

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN

NOTICIAS DEL DÍA