Casa Rivas Mercado, una joya porfiriana en la colonia Guerrero

Mochilazo en el tiempo

Representante arquitectónica del porfiriato en la capital, la casa del arquitecto nayarita Antonio Rivas Mercado es de dos pisos, tiene 17 habitaciones y resalta en la zona por su tamaño y estilo mozárabe. Hoy es un apreciado museo

1912_rivas._cortesia_rafael_fierro_gossman.jpg
Fotografía del pórtico y las elegantes columnas de la casa de Antonio Rivas Mercado desde donde una mujer observa la calle, imagen cercana a 1912. Cortesía de Rafael Fierro Gossman.

Texto: Ruth Gómez y Carlos Villasana

Una de las características que distinguen a la Ciudad de México es que cada colonia tiene inmuebles que destacan por su relevancia social o histórica, leyendas, su arquitectura, sus dimensiones o los personajes que la habitaron.

Ejemplo de ello es la casa Rivas Mercado, en la actual calle de Héroes 45, entre Violeta y Mina en la colonia Guerrero, construida entre 1893 y 1897 por el arquitecto Antonio Rivas Mercado, quien también fuera profesor y director de la Academia de San Carlos, el centro de enseñanza artística más importante de la época.

Entre los inmuebles más famosos realizados por Rivas Mercado y que seguimos viendo están la Columna de la Independencia, la casa donde se encuentra el ahora Museo de Cera, el Teatro Juárez de Guanajuato, la fachada del edificio principal de la Universidad Autónoma de Chapingo y su trabajo al interior del Castillo de Chapultepec.

fachada_del_edificio_anexado_al_castillo_de_chapultepec_hecho_por_antonio_rivas_mercado._facebook_museo_nacional_de_historia_castillo_de_chapultepec.jpg
“La fachada poniente del Castillo de Chapultepec fue proyectada hacia los años 1920, por el arquitecto Antonio Rivas Mercado”. Imagen y texto tomado de la página de Facebook del Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec.

museo_de_cera_facebook_casa_rivas_mercado.jpg
La casa donde ahora se encuentra el Museo de Cera de la capital, también es obra del arquitecto nayarita. Imagen tomada de la página de Facebook de la casa Rivas Mercado.

De acuerdo con un boletín emitido por la Secretaría de Cultura: “el arquitecto nayarita fue influenciado por el arte mozárabe, el cual adoptó para sus diseños arquitectónicos (...) Rivas Mercado se hizo cargo de la restauración de la fachada del Antiguo Ayuntamiento capitalino (...) de la entonces presidencia municipal de Tlalpan, el Panteón Francés de la Piedad”.

Se dice que debido a su estatura y corpulencia, se le apodaba  “El Oso Rivas”. según relató en entrevista el arquitecto Rafael  Fierro Gossman, quien explicó se debió a una anécdota que el arquitecto Rivas Mercado vivió en París, en 1872, cuando siendo alumno del “Atelier Taranne” luchó con un oso en un espectáculo callejero y lo venció.

retrato_rm.jpg
rivas-_san_carlos._cortesia_rafael_fierro_gossman.jpg
El arquitecto Antonio Rivas Mercado en una foto de 1900, creador de la Columna de la Independencia y uno de los personajes más célebres de la época porfirista. Al también padre de la mecenas, escritora y actriz, Antonieta Rivas Mercado, se deben el Teatro Juárez en Guanajuato, la fachada del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, así como el interior del Castillo de Chapultepec, todos con un toque afrancesado. Archivo EL UNIVERSAL. En la segunda imagen, dentro de un círculo, cuando era profesor y director de la Academia de San Carlos, el centro de enseñanza artística más importante de la época. Cortesía Rafael Fierro Gossman.

Rivas Mercado estudió ingeniería-arquitectura en Europa —que en esos tiempos era una misma carrera— y, a su regreso a México en 1879, tuvo que presentar un examen para que pudiera ejercer su profesión en el país.

Una vez aprobado inició su carrera con proyectos de reconstrucción de casas y haciendas en el Estado de México y en propiedades de personas cercanas que confiaban en él. Cuatro años más tarde, en 1883, se le designó el diseño del edificio de la “Aduana Nacional” en la Ciudad de México, que estaba anexado a los parques ferroviarios de Tlatelolco.

aduana_1933._mediateca_inah.jpg
Antonio Rivas Mercado fue el autor del diseño de la Aduana Nacional que estaba anexa a los parques ferroviarios de Tlatelolco. En esta fotografía viéndola de frente al actual Jardín de Santiago, entre las avenidas Paseo de la Reforma y Ricardo Flores Magón.Crédito: INAH.

 “El edificio de reposada simetría, aprovechaba la perspectiva desde los jardines y retomaba los cánones académicos del ´Orden gigante´ en las pilastras de su fachada; fue muy bien recibido por la crítica, quienes decían que: ´Es un buen ejemplo de la arquitectura que se diseña en París y que ha edificado en México el arquitecto Rivas.´”, explicó Fierro Gossman.

El edificio estuvo frente a lo que hoy se conoce como calle  Almacenes y el Jardín de Santiago, en la esquina de la Avenida Ricardo Flores Magón y Paseo de la Reforma. Fue destruido en 1963 por la construcción del Conjunto Urbano de Tlatelolco.


Compara el antes y el después deslizando la barra central (clic aquí para ver más grande)

En 1884 Ignacio Torres Adalid, esposo de su hermana Juana Rivas Mercado y empresario de la industria del pulque, le comisionó el diseño de una casa que estaría en el número 18 de la “Avenida Poniente 4” que hoy conocemos como Avenida Juárez. En la actualidad se conserva su fachada que se podría considerar un ejemplo de lo “afrancesado” que eran sus diseños arquitectónicos, recordemos que estudió arquitectura e ingeniería en Francia.

Contrajo matrimonio con Matilde Cristina Castellanos Haff en mayo de 1893, con quien tuvo a Alicia, Antonieta, Amelia, Mario, Emilia y Antonio; estos últimos dos fallecieron muchos años antes que el propio arquitecto y su esposa.

Antonio Rivas Mercado aceptaba como forma de pago que sus clientes le cedieran alguna propiedad, mismas que remodelaba para ponerlas en renta; esto le permitió no sólo expandir su patrimonio, sino hacerse de una entrada económica significativa.

Fue así que en la última década del siglo XIX recibió en pago un terreno de 439 metros cuadrados que estaba en la colonia Bellavista y San Fernando—que después sería rebautizada como “Guerrero”—, ubicado en el número 717 de lo que se conocía como la 3° calle de Humboldt, entre Violeta y Mina; hoy Héroes 45.

colonia_bellavista_1._cortesia_rafael_fierro_gossman.jpg
colonia_bellavista_2._cortesia_rafael_fierro_gossman.jpg
Mapas antiguos de la ubicación de la casa del arquitecto Antonio Rivas Mercado en la entonces colonia Bellavista y San Fernando, hoy conocida como colonia Guerrero. La fecha es de 1867,uno de ellos elaborado por el Ministerio de Fomento donde se señalan al norte: los terrenos del templo y convento de San Hipólito, anexos a San Fernando y que darían lugar a la Colonia Bellavista. Texto e Imagen cortesía de Rafael Fierro Gossman.

A ese terreno, el arquitecto añadió otros tres que él mismo compró, dando a su casa una superficie total de 2 mil153 metros cuadrados. Satisfecho con el tamaño, en octubre de 1893 iniciaría la edificación del hogar que compartiría con su esposa, hijas e hijo. Al respecto, la historiadora y autora de la novela A la sombra del Ángel, Kathryn S. Blair, decía que:
“La mansión de los Rivas Mercado proyectaba una personalidad única. Era una casa de dos pisos, aunque de línea horizontal, plantada en ángulo y de buena altura…”.

dibujo_de_la_casa_rivas_mercado_hecho_por_mayolo_ramirez_ruiz._cortesia_rafael_fierro_gossman.jpg
Dibujo de la Casa de Rivas Mercado hecho por Mayolo Ramírez Ruiz. Cortesía Rafael Fierro Gossman.

La casa cuenta con 17 habitaciones, en las que se encuentra el recibidor, la biblioteca, el comedor, el antecomedor, los cuartos para los trabajadores, el de costura y un despacho, entre otros.
Más adelante, Porfirio Díaz le comisionó en 1899 la renovación y decoración del Salón Panamericano de Palacio Nacional y, en 1901 lo designó como responsable para llevar adelante el proyecto de la “Columna de la Independencia”, cuya primera piedra se colocó en 1902, ocho años antes de ser inaugurada.

Ve aquí un video del salón Panamericano del Palacio Nacional de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público:


estudio_de_rivas_mercado._cortesia_rafael_fierro_gossman.jpg
Fotografía del estudio del arquitecto Antonio Rivas Mercado, donde realizaría los proyectos de algunos de los encargos más importantes de su carrera, además de ejercer labores como académico y diputado, cargo que aceptó desde 1884 y desempeñó de manera intermitente hasta 1910. Texto e imagen cortesía de Rafael Fierro Gossman.

En entrevista con El Gran Diario de México, Francisco Ibarlucea, comunicador y cronista de la Ciudad de México, explicó que en la casa de los Rivas Mercado se recibía a los políticos e intelectuales más importantes de principios del siglo XX, por lo que sus hijas e hijo siempre tuvieron acercamiento a los acontecimientos o preocupaciones sociales más actuales.

Con la caída del régimen de Porfirio Díaz, el movimiento armado de la Revolución tuvo fuerte presencia en la capital mexicana. En 1911, literalmente, llegó a la puerta del arquitecto Rivas Mercado, cuando un militar de nombre Lucio Blanco tocó a su puerta y pidió permiso para que su pelotón pudiera desfilar en su jardín delantero; el arquitecto aceptó y mientras aquellos estaban en la propiedad escondió a las mujeres en un sótano.

facebook_casa_rivas_mercado_1.jpg
facebook_casa_rivas_mercado_2.jpg
Aspectos de la casa de Rivas Mercado de estilo afrancesado, común de la época porfirista en la capital. Imágenes tomadas de la página de Facebook de la casa Rivas Mercado.

Ibarlucea narra que una tarde de febrero de 1913, Antonieta Rivas Mercado se dirigió a la colonia Roma para atender un recital. En el camino, la policía la detuvo y le explicó que no podían volver a su casa porque estaban sucediendo ataques armados en los alrededores de la Ciudadela.

Tras el fallecimiento de Antonio Rivas Mercado en enero de 1927, su hija mayor Alicia quedó como titular de la casa, quien la rentó. Sus restos descansan en el panteón Civil de Dolores de la Ciudad de México.

vista_frontal_de_la_casa_rivas_mercado.jpg
Vista actual y de frente de la casa Rivas Mercado en la colonia Guerrero de la capital. Cortesía Ruth Gómez.

Con el tiempo, la casa fue sede de despachos, escuelas, bodegas, entre otras cosas que modificaron la zona de caballerizas y después quedó en abandono por muchos años.

En 2007 dio inicio el proyecto de restauración de la casa que culminó en 2017 y fue liderado por Ana Lilia Zepeda. Uno de los retos que tuvieron en el proyecto fue conseguir los materiales que se utilizaron en 1893, como ladrillos de Mixcoac, cantera de Tenayuca y Tláhuac y cantera verde de Oaxaca o tezontle.

El entrevistado comparte que la casa cuenta con muy buena iluminación y temperatura gracias al tragaluz central que da hacia la escalera y que si se estudia de forma profunda, se podría notar que tiene detalles de distintas culturas mexicanas.

Asimismo, comenta que a pesar de que se tiene una concepción de que la colonia Guerrero es peligrosa, al menos la calle donde se encuentra la casa es tranquila y segura. También dice que los vecinos se sienten muy orgullosos de la casa ya que es “de los pocos patrimonios de la colonia Guerrero” y que apoyaron el proyecto de restauración y renovación de la misma.

antes_y_despues_de_la_restauracion_y_renovacion_de_la_casa_rivas_mercado._facebook_casa_rivas_mercado.jpg
Comparativas del antes (2007) y después (2017) de la restauración y renovación de la casa Rivas Mercado. Imagen tomada de la página de Facebook de la casa Rivas Mercado.

portico_de_la_casa_rivas_mercado.jpg
Imagen actual del pórtico de la casa Rivas Mercado, ubicada en la calle Héroes de la colonia Guerrero. Cortesía Ruth Gómez.

Es más, todos los jueves antes de la pandemia, los vecinos eran invitados a los “jueves de crónica” donde platicaban sobre la historia de la zona, sus billares, comercios o personajes que han sido significativos para la colonia.

Aunque la casa Rivas Mercado no cuenta con un nombramiento oficial de “patrimonio cultural, histórico o artístico” de la ciudad, sin duda lo es. Hoy en día la entrada está parcialmente bloqueada por obras públicas para mejorar la calle; la casa sobresale en la zona, ya que la rodean unidades habitacionales, comercios pequeños y una escuela.

actualmente_hay_trabajos_sobre_la_calle_de_heroes_donde_se_encuentra_la_casa_rivas_mercado.jpg
vista_de_calle_y_trasera_de_la_casa_rivas_mercado.jpeg
En últimas fechas, la calle Héroes, donde se ubica la casa Rivas Mercado, se encuentra en obras públicas por lo cual la entrada está parcialmente bloqueada. Aquí vistas lateral y trasera. Cortesía Ruth Gómez.

facebook_de_la_casa_rivas_mercado_mayo_2021.jpg
Imagen tomada de la página de Facebook de la casa Rivas Mercado, en mayo de 2021, donde se observa una visita guiada un fin de semana.

Actualmente permanece cerrada entre semana y ofrece visitas guiadas los sábados y domingos, la información se puede encontrar en su página de Facebook.
https://www.facebook.com/casarivasmercado

  • Fuentes:
  • Rafael Fierro Gossman, arquitecto.
  • Francisco Ibarlucea, comunicador y cronista de la Ciudad de México.
  • Libro A la sombra del Ángel de Kathryn S. Blair.
  • Boletín Antonio Rivas Mercado, artífice del Ángel de la Independencia de la Secretaría de Cultura.

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios