La guerra entre Gertz Manero y Santiago Nieto

Mario Maldonado

Entre el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, y el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, se acabaron los ‘abrazos’ y pasaron a los ‘balazos’, hablando en sentido figurado. O por lo menos así lo hace ver la respuesta que el vocero de la Fiscalía, Raúl Tovar, envió con respecto a la información que publicamos el lunes y martes en esta columna sobre el caso de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

“Que no mientan, el caso lo tiró por unanimidad un Tribunal Federal por las mentiras de la UIF, chequen la sentencia”, versa el comentario que envió a esta casa editorial, en referencia a que la FGR no ha podido completar el proceso para asegurar los 151 millones de dólares que inexplicablemente recibió la UAEH desde el extranjero y que son materia de investigación por parte de la DEA de Estados Unidos.

Se trata de un episodio más de un conflicto que data de principios de sexenio, incluso desde el periodo de transición, en los tiempos en que la designación de los puestos clave en el gabinete de seguridad enfrentó las aspiraciones de ambos funcionarios. El propio Alfonso Durazo vio amenazado su puesto en la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

López Obrador, con apoyo de su hoy Consejero Jurídico, Julio Scherer, fue el encargado de designar entre sus colaboradores las responsabilidades de procuración de justicia, siempre con lineamientos apegados a fortalecer el discurso de la lucha contra la corrupción, el que finalmente lo llevó convertirse en presidente de la República.

El modelo, diseñado para perseguir a “peces gordos” de administraciones pasadas y denunciar públicamente el saqueo a la nación, favoreció a la unidad de Santiago Nieto en la Secretaría de Hacienda, en la que muy pronto obtuvo resultados la consigna que el funcionario repite casi cada mañana a sus colaboradores: “hay que seguir la ruta del dinero”.

La UIF ha hecho suyos los grandes campanazos mediáticos contra Rosario Robles, Emilio Lozoya y Genaro García Luna, mientras en la oficina de Alejandro Gertz Manero batallan con un marco jurídico que, en la práctica, no está diseñado o preparado para concretar la cacería que pretende Andrés Manuel López Obrador.

De ahí la intención del fiscal de endurecer el Sistema Judicial para ajustarlo a las necesidades del régimen y, de paso, hacerse de herramientas para obtener resultados en la lucha contra la cada vez más incontrolable delincuencia, aunque para ello haya que regresar la procuración de justicia a la década de los 60 o 70, sin observancia alguna de los derechos humanos.
La filtración de esas propuestas de reforma judicial de Gertz Manero, el 15 enero pasado, fue quizá el momento de mayor tensión con el círculo cercano al presidente López Obrador. Apenas una semana antes, el fiscal había soltado metralla contra Santiago Nieto, asegurando en reunión con el cuerpo diplomático mexicano que “hay unidades, no de la fiscalía, sino del gobierno, que no respetan la presunción de inocencia”.

Gertz no tuvo siquiera que especificar el nombre de la unidad ni del funcionario aludido, para que de inmediato López Obrador asegurara en su mañanera que “Santiago no hace nada sin consultar al Presidente”, en defensa del hombre que acude cada semana a presentarle avances de investigaciones.

No hubo, sin embargo, el mismo respaldo para el Titular de la FGR, pues justo cuando el gabinete de Seguridad, la Suprema Corte de Justicia y hasta la Cámara de Senadores desconocían las reformas judiciales, bautizadas entonces como “Ley Gertz”, el presidente se limitó a declarar “no tengo nada que ver con la reforma”.

En referencia a la pugna con la fiscalía, Santiago Nieto ha pedido “abrazos, no balazos”, pero la respuesta de Gertz, más que las declaraciones mediáticas de su vocero han sido un par de procesos contra el titular de la UIF por supuesta violación a la presunción de inocencia que, si bien no han prosperado en las instancias judiciales, auguran una batalla interna todavía más duradera.

Qué tiempos tan inoportunos para que el encargado de seguir la ruta del dinero y congelar cuentas esté enfrentado a muerte con el encargado de procurar la justicia y hacer valer el Estado de derecho. 

Bloomberg, la OMS y López Gatell

Detrás de la invitación que hizo la Organización Mundial de la Salud (OMS) –previa inscripción del gobierno mexicano– para que el subsecretario Hugo López-Gatell forme parte de su grupo de expertos, estaría la relación que el funcionario mantiene con el grupo del empresario y político estadounidense Michael Bloomberg, quien ha dado generosos donativos al organismo de salud dependiente de la ONU.

En esta columna le hemos detallado la cercanía que el llamado “Zar Anticoronavirus” ha tenido en su carrera con los proyectos de la fundación Bloomberg Philanthropies, organismo que también ha financiado al Instituto Nacional de Salud Pública de Juan Rivera Dommarco y a la asociación El Poder del Consumidor, de Alejandro Calvillo

Debatirán en Parlamento Abierto

Todo apunta a que las peticiones que hizo la iniciativa privada a la Comisión de Hacienda en el Senado, de abrir mesas de trabajo para discutir el Proyecto de Ley de Infraestructura de la Calidad, han sido escuchadas.

Y es que después de una reunión virtual el jueves pasado en la que participaron empresarios como Bosco de la Vega, del CNA; Francisco Cervantes, de Concamin; José Manuel López, de Concanaco-Servytur; y Jesús Cabrera, de la Entidad Mexicana de Acreditación, con el senador Alejandro Armenta, este se comprometió a atender todas las inquietudes en un Parlamento Abierto, e inclusive transmitirlo en el Canal del Congreso.

El debate se centrará en dirimir el principal argumento que Economía, de Graciela Márquez, ha intentado vender a los legisladores para su votación exprés, que es el de incluir el Proyecto de la nueva ley como parte del paquete de normas necesarias para la aprobación del T-MEC, algo que a los empresarios no los deja convencidos del todo, pues saben que esta ley así como está traería un duro golpe al sector y a la plantilla mexicana, algo así como 180 mil empleos directos, además de abrir la puerta a empresas extranjeras en el mismo.
 

TEMAS RELACIONADOS
UIF
Guardando favorito...

Comentarios