¿Cuál liderazgo?

Luis 'Tigre' Baraldi

Las excusas son parte del retraso y estancamiento de nuestro deporte, y lo fácil ha sido nombrar a un amigo de los gobernantes en turno para seleccionar a la persona que lleve los destinos de nuestro deporte

Liderazgo es la capacidad de las personas para influir en el comportamiento de los individuos y grupos, con el fin de conseguir objetivos.

México se distingue —consistentemente— por tener, en su mayoría, directivos del deporte que evidentemente no están preparados para manejarlo, no son líderes y carecen de conocimientos administrativos y de las Ciencias del Deporte, para poder cambiar las estructuras debilitadas de un deporte mexicano en estado de extinción. Así que ¿cuál liderazgo?

Las excusas son parte del retraso y estancamiento de nuestro deporte, y lo fácil ha sido nombrar a un amigo de los gobernantes en turno para seleccionar a la persona que lleve los destinos de nuestro deporte. Lo mismo sucede en las federaciones e instituciones deportivas que ustedes indiquen, en las cuales se van colocando personajes que surgen de las asociaciones o recomendaciones y, al principio, cuentan con entusiasmo y afición, pero en su inmensa mayoría no están capacitados para convertirse en líderes administrativos de las disciplinas a las que son designados y los fracasos vienen en racimos, con sus eternos problemas de corrupción e ignorancia al operar su deporte, colocando ridículamente a México ante los ojos del mundo.

Leer más: Orientación, la clave para que vuelvan los deportistas, según especialistas

En Europa, como en Estados Unidos, las universidades —desde hace más de 40 años— cuentan con carreras y maestrías puntuales, muy especializadas para preparar directivos, entrenadores, árbitros, periodistas, mercadólogos, agentes, publicistas, promotores, operadores de eventos, médicos, fisioterapeutas, psicólogos, preparadores físicos, constructores de canchas deportivas, especialistas en mantenimiento, etcétera. Por fortuna, México también tiene instituciones educativas de prestigio, que están llevando a cabo el desarrollo de carreras de Ciencias del Deporte y preparando estudiantes pa ra que lleguen a esos puestos, pero mientras no exista un auténtico liderazgo al frente de las instituciones, los graduados y capacitados de estas casas de estudio, en su mayoría, no serán tomados en cuenta.

En México, desafortunadamente, continuamos escogiendo directivos sin compromiso ni liderazgo, quienes no están preparados para ser líderes de su deporte, siendo el amiguismo, el compadrazgo, el personaje mediático y el compromiso político, lo que coloca a todos estos personajes para encabezar nuestras muy endebles organizaciones deportivas.

La mayoría de nuestros dirigentes deportivos, aclaro, no son líderes, son personajes impuestos, porque un líder debe conocer los factores de entorno, planear el desarrollo, ser inteligente, tener firmeza en su modelo de promover, ser creativo, ser buen administrador, con honestidad, empatía, ser insistente en aspectos positivos, estudiar y conocer de las Ciencias Aplicadas al Deporte, pero después me despierto, veo a nuestro deporte y me doy cuenta de que es mucho pedir y que soñar no cuesta nada.

¡Vamos directivos, la capacitación será la base de su desarrollo y logro de objetivos! 

[email protected]

Comentarios