Suscríbete

El nuevo patriotismo comercial de EU

José Ignacio Martínez Cortés

Desde la Casa Blanca se impulsarán estrategias para que crezca la economía a través de su mercado interno

La pandemia provocada por el coronavirus SARS-CoV-2 ha provocado enormes estragos en la salud de la economía mundial que este año tendrá un comportamiento de -4.4%, en tanto que la economía de Estados Unidos caerá 4.3% esperando una mejoría de 3.1% para 2021.

No obstante, para que vuelva a crecer la economía estadounidense, el nuevo presidente impulsará la producción del mercado interno a través de incentivos a las empresas apoyando la producción y con ello fomentar empleo impactando en la recaudación fiscal.

En el próximo lustro, desde la Casa Blanca se impulsarán estrategias para que crezca la economía a través de fomentar su mercado interno bajo medidas fiscales y adopción de barreras arancelarias, para ello el presidente número 46 utilizará el marco jurídico para impulsar una política proteccionista causando fuertes estragos en la economía mundial y el comercio internacional.

A través de su política económica, el nuevo presidente impulsará una política comercial acorde a la estrategia de seguridad nacional. Ante este embate, es preciso conocer el marco jurídico comercial que Washington empleará para ejecutar su política de nacionalizar la globalización a través del patriotismo comercial:

1. En su preámbulo, la Constitución de Estados Unidos en aras de su pueblo vela por la tranquilidad interior, promueve el bienestar general y asegura la prosperidad.

2. El Artículo 1 (Sección 8) la Constitución faculta al Congreso para establecer aranceles y regular el comercio con las naciones.

3. Buy American Act (1933, 2010): la utilizará el nuevo presidente para respaldar la compra de productos de fabricación estadounidense sobre los extranjeros.

4. La Ley de Seguridad Nacional de 1947 permite establecer aranceles a los países que atenten contra la seguridad de EU.

5. Con La Ley de Expansión del Comercio Exterior de 1962, el Congreso establecerá un mecanismo interinstitucional de política comercial para prestar asistencia a la Representación Comercial de EU (USTR, por sus siglas en inglés) en el desempeño de esas responsabilidades.

6. La Sección 232 de la Ley de Expansión Comercial de 1962, enmendada, autoriza al presidente a ajustar las importaciones de un artículo y sus derivados que se importan a Estados Unidos.

7. La Sección 232 determina si las importaciones a la Unión Americana amenazan la seguridad del país.

8. La sección 604 de la Ley de Comercio de 1974, según enmendada (19 USC 2483), autoriza al presidente a incorporar en el Esquema Arancelario Armonizado de Estados Unidos (HTSUS) la sustancia de los estatutos que afectan el tratamiento de las importaciones.

9. La Comisión de Medios y Árbitros de la Cámara de Representantes y el Comité de Finanzas del Senado, a través de la Ley de Comercio Exterior de 1974, respaldará la nueva política comercial.

10. Para ello se empleará la Ley de Comercio Exterior de 2002 que crea el Grupo de Supervisión del Congreso (COG) para asesorar al presidente y al USTR con relación a diversas cuestiones de política comercial.

El próximo 1 de marzo, la USTR, con base en la Ley de Comercio Exterior de 1974, presentará su Informe Comercial 2020 y la Agenda Comercial 2021, cuyos objetivos serán fortalecer la seguridad nacional. Además, la prioridad será asegurar firmemente el cumplimiento de las leyes comerciales para proteger y beneficiar al trabajador y empresario estadounidense.

El nuevo presidente reequilibrará la economía global y el multilateralismo comercial, por supuesto, a favor de Washington.

Ante el nuevo nacionalismo económico y el patriotismo comercial, EU defenderá el interés de su seguridad comercial a través de sus leyes.

 

Coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (UNAM) y profesor del Centro de Relaciones Internacionales (UNAM)
TEMAS RELACIONADOS
EU

Comentarios