Red ferroviaria puede enlazar la mitad del continente americano

Jorge Javier Jiménez Alcaraz

Hace unas semanas, dos empresas gigantes de la ingeniería ferroviaria, como son Canadian Pacific Railway y Kansas City Southern, unieron experiencia, fuerza y talentos, para construir la primera red de ferrocarril que conectará a México con Estados Unidos y Canadá, los tres socios comerciales en el T-MEC.

Sin duda esta alianza comercial y de conocimientos técnicos proporcionará a cientos de clientes y miles de usuarios oportunidades de negocio y turismo en localidades ubicadas en el centro-oeste, noreste y centro-sur de Estados Unidos, y en casi todo Canadá. Además, será un fuerte detonante para el crecimiento económico del norte del continente americano.

Los conocimientos técnicos que otorgan las ingenierías en todas sus ramas, combinadas con la innovación y la visión hacia el futuro, generan ideas que se traducen en cientos de oportunidades para generar negocios, y con ello la creación de miles de empleos, los cuales serán resultado de una alianza entre empresas que hasta hace poco eran competidores comerciales.

Para los directores generales de Canadian Pacific, Keith Creel, y de Kansas City Southern, Patrick Ottensmeyer, la creación de la primera interconexión ferroviaria entre los tres países inyectará una mayor importancia a la integración de las cadenas de suministro del continente, al ofrecer nuevos servicios de transporte de mercancías, insumos y de pasajeros en una sola línea que les permitirá obtener ahorros e ingresos.

La nueva red ferroviaria favorecerá al medio ambiente, al generar una reducción del tránsito automotriz por carretera y en consecuencia menos emisiones contaminantes.

El transporte por ferrocarril es cuatro veces más eficiente que el autotransporte en cuanto a consumo de combustible; un tren sustituye a 300 camiones y produce hasta 75% menos emisiones relacionadas directamente con el efecto invernadero.

En México, incluso podría tener mayores beneficios si la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (STC) decidiera extender la línea hasta el puerto de Coatzacoalcos, en Veracruz, y lograr la interconexión con el Tren Transístmico que se está construyendo y que, a su vez, se interconectará con el Corredor Interoceánico del Istmo y los parques industriales del sur-sureste de México.

El proyecto del Tren Transístmico consiste en la conversión de la antigua ruta ferroviaria que comunica actualmente a las ciudades de Coatzacoalcos, Veracruz, y Salina Cruz, Oaxaca.

Además, el impacto se puede extender hacia América Central, en virtud de que el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, planea firmar un convenio de coordinación con el gobierno de México para extender el Tren Transístmico a las vías ferrocarrileras del país centroamericano. Es así como, cuando las ingenierías se unen, producen mayores beneficios a la sociedad.

 

Vicepresidente de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México, A.C.
Email: [email protected]
Twitter: @Ing_JJimenezA
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios