¿Las ciudades tienen futuro?

Jorge Javier Jiménez Alcaraz

El Covid-19 modificó la manera de vivir y convivir de millones de personas que habitan en las grandes urbes del planeta. La pandemia trastornó nuestras ciudades. La nueva realidad son deportes sin afluencia, aulas sin estudiantes, espacios públicos semivacíos y, en contraste, hospitales saturados.

Para el presidente de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México, A.C., Ricardo Rodríguez Romero, existen dos teorías para el futuro de las ciudades por el Covid-19: la posibilidad de contar con una vacuna a principios del año entrante que nos permita regresar a como era antes, la normalidad normal.

La segunda es ordenar nuestras ciudades y adecuar nuestro hábitat con nuevas formas de movilidad, con nuevas restricciones que deben ser adoptadas por las personas como forma de convivencia. Probablemente veremos el retorno de las tradiciones que parecían estar en el pasado: la nueva normalidad.

Para intentar responder a esta interrogante, la AIAM desarrolló el panel virtual “Ciudades del Futuro”, con la participación de Carina Arvizu Machado, subsecretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Sedatu; José Francisco Reygadas Valdés, presidente de la Academia Nacional de Arquitectura, y Luis Álvarez Icaza Longoria, presidente de la Academia de Ingeniería de México.

Carina Arvizu destacó la importancia de establecer la temporalidad del uso del suelo para una mejor planeación, además de la elaboración urgente de planes de desarrollo urbano que contemplen elevar la calidad de vida y la armonía social, así como establecer una visión colectiva que permita entender las necesidades de cada región y planear mejor el desarrollo municipal y regional.

Por su parte, Reygadas Valdés planteó impulsar el crecimiento vertical inmobiliario, lo que permitirá aprovechar mejor los espacios, respetar estrictamente a la naturaleza y fomentar el rescate ecológico, como una forma de conducta permanente, así como establecer un patrimonio histórico perpetuo para las nuevas generaciones, definiéndolas, como lo hizo Juan Villoro: “las piedras que hablan”.

Álvarez Icaza recomendó establecer a la sostenibilidad como eje del desarrollo de las ciudades para hacerlas más eficientes y evitar que expulsen a los habitantes más necesitados, a zonas de menor valor, lesionando sus derechos sociales. Destacó la importancia de contar con una autoridad metropolitana en el tema del transporte, pues de acuerdo con la Encuesta Origen-Destino, 4 millones y medio de personas se trasladan diario del Estado de México a la CDMX.

Con estas propuestas planteadas, concluyo que la planeación urbana adecuada permitirá optimizar el gasto, cuidar la inversión, crear ciudades sin desigualdad, reducir su vulnerabilidad y erradicar la corrupción. Eso sustentaría un futuro más cierto a las ciudades. Los políticos tienen la palabra.

 
Vicepresidente de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México, A.C.
Email: [email protected]
Twitter: @Ing_JJimenezA

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios