Ante falta de presupuesto, predomina creatividad de ingenieros

Jorge Javier Jiménez Alcaraz

Resultan bastantes las ocasiones donde el talento de los ingenieros mexicanos ha logrado corregir fallas y desperfectos —que han causado graves daños a la economía de empresas, regiones y del país—, innovando muchas veces en la adaptación de refacciones, sin recursos para reparar o sustituir.

Recientemente se presentaron dos eventos que requirieron la intervención inmediata de los ingenieros mexicanos para evitar mayores daños a las economías regionales.

El primero ocurrió el 28 de diciembre del año pasado, en Tamaulipas, en donde un incendio dañó a las subestaciones Lajas y Güémez del Sistema Eléctrico Nacional, interrumpió el suministro y afectó a 10.3 millones de usuarios. El siniestro fue resuelto en horas por ingenieros de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El segundo, el 9 de enero, sobrevino por sobrecalentamiento de uno de los transformadores que alimentan de energía al Metro de la Ciudad de México, que derivó en un incendio y la parálisis total de seis de sus líneas, con afectaciones a millones de usuarios.

Para solucionarlo, intervinieron ingenieros, tanto de la CFE como del Sistema de Transporte Colectivo (STC), cuya mezcla de aptitudes condujo a la reanudación de operaciones de las Líneas 1 y 3 del Metro, el lunes 25 de enero y el 1 de febrero, respectivamente, en un tiempo récord, considerando la gravedad de los daños.

Las reparaciones realizadas por la CFE consistieron en la instalación de una subestación de potencia y la rehabilitación de transformadores con menores daños, la sustitución de los interruptores de media tensión y la instalación de 60 kilómetros de cable, entre otras acciones.

Los ingenieros del STC crearon la tecnología Telemetría Metro, la cual permite visualizar en tiempo real la ubicación de cada uno de los trenes dentro de los túneles y establecer su velocidad, modo de conducción, estado de las puertas y motrices.

La falta de presupuesto ha propiciado que se vean postergados programas de mantenimiento preventivo y correctivo a infraestructuras vitales. Es urgente la modernización del STC.

En este momento, es impensable elevar el costo del boleto. Por ello, hay que reconocer y aplaudir la competencia y el valor de los ingenieros de la CFE y del Metro, a quienes su profesionalismo y amor a México los hace superar carencias, así como enfrentar grandes retos y solucionarlos con éxito.

Existen también otras infraestructuras fundamentales como el Sistema Cutzamala, que suministra agua potable a más de 20 millones de habitantes del Valle de México y Toluca, para el cual urge presupuesto, a fin de modernizar la planta potabilizadora Los Berros y sustituir los equipos de bombeo, que tienen casi 40 años de operación.

La creatividad, dedicación, entrega, aptitud e iniciativa de los ingenieros mexicanos son ilimitables, deben reconocerse y aplaudirse.
 

Vicepresidente de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México, A.C.
Email: [email protected]
Twitter: @Ing_JJimenezA
TEMAS RELACIONADOS
CFE
Guardando favorito...

Comentarios