Las arquitectas del futuro

Jimena Cándano

Pocos trabajos son tan demandantes, agotadores, estresantes y maravillosos como ser mamá. Literalmente es un trabajo de 24 horas los 7 días de la semana. Somos mamás, maestras, educadoras, enfermeras, doctoras, psicólogas, pedagogas, animadoras y un muy largo etcétera.

Ser mamá es uno de los trabajos más importantes del mundo porque formamos personas, educamos ciudadanos, tenemos no solo el futuro de nuestras hijas e hijos en nuestras manos, sino también el del país.

Debemos enseñar a amar, respetar, ser resilientes, resolver conflictos y construir acuerdos. Necesitamos saber construir autoestima, pero también solidaridad y empatía.

El gran reto es que nadie nos enseña a ser mamás, lo más cercano a este aprendizaje es el ejemplo que nos dio nuestra propia madre haciendo su mejor esfuerzo. Más el hecho de que para ser madre mucho se basa en lo empírico, sobre la marcha, con muchos ejercicios de prueba y error.

La pandemia ha sido especialmente estresante para las mamás, ahora también somos maestras de tiempo completo, labor que por sí sola es importantísima y requiere mucha preparación. Con una gran carga emocional que hace aún más difícil el poder acompañar a nuestras hijas e hijos en este aprendizaje.

Hemos tenido que aprender también de psicología para intentar reducir los daños que el encierro y la falta de contacto humano ha generado en nuestras niñas y niños. Nos hemos sobrepuesto al miedo, al cansancio e incluso a la desesperación para poder generar, dentro de lo posible, un espacio sano, así como armonioso para ellas y ellos.

Este 10 de mayo nos toca reconocernos a cada una de nosotras la gran labor que hemos realizado, nos toca juzgarnos menos, felicitarnos por seguir con al menos un poco de cordura y con mucho amor por delante.

En esta situación tan compleja han emergido muchas heroínas y héroes sin capa: doctores, maestros, enfermeras, personal de limpieza, entre muchos otros, sin duda, unas de las grandes heroínas hemos sido las mamás, es importante que no dejemos de reconocerlo.

Este 10 de mayo no solo es el día de regalar flores, es un momento para agradecer el esfuerzo que significa ser madre, de lo mejor de ti de la forma más desinteresada por otra persona, pero más aún en estas circunstancias tan adversas.

Personalmente quiero agradecerles a las mamás que he visto cómo pasan de la desesperación y el miedo a la acción. Del sufrir en solitario a apoyar a otras que están pasando por lo mismo, así como del miedo a ser juzgadas a darse cuenta que no son las únicas.

Ser mamá pareciera ser sinónimo de ser perfecta; sin embargo, es todo lo contrario, es querer ser y dar lo mejor por la persona a la que más amas, aceptando tu imperfección, sabiendo que vas a cometer muchísimos errores, pero consciente de la necesidad de aprender de ellos para no volverlos a cometer.

Ser mamá es la preocupación más grande, significa vivir los dolores y miedos más grandes, es ser humano, experimentar los mejores y los peores sentimientos para sobreponerte a todo por un bien mayor.

Gracias a todas las mujeres que son madres y que trabajan todos los días para educar a grandes personas, dando lo mejor de ustedes para crear un mundo mejor. A ustedes un abrazo lleno de gratitud y admiración. Espero que puedan ver en ustedes lo que los demás vemos y a veces no decimos; ustedes son las arquitectas del futuro de nuestra nación. Gracias por su enorme labor.

 

***
Sobre la autora:

Jimena Cándano estudió la licenciatura de Derecho en la Universidad Iberoamericana. Obtuvo el grado de Maestría en Administración Pública, con enfoque en Desarrollo Comunitario y Transformación Social en la Universidad de Nueva York. Actualmente es la Directora Ejecutiva de la Fundación Reintegra.
Acerca de Fundación Reintegra:
Es una fundación que trabaja a favor de la justicia social, equidad de oportunidad y derechos para los jóvenes en conflicto con la ley. Tiene como misión prevenir el delito y reintegrar a la sociedad a quienes experimentan conflictos penales, fortaleciendo sus capacidades y concretando un proyecto de vida, siendo un referente en la opinión pública nacional e internacional en la prevención del delito a través de la reinserción social.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios