Se encuentra usted aquí

La brillantez no es algo fortuito

Toda partida tiene momentos críticos en los que el jugador debe emplear su experiencia
09/11/2019
02:07
-A +A

En ajedrez, la brillantez de una partida es el resultado de lo que sorprende, de la precisión de las jugadas, de su eficacia y de las combinaciones que contiene.

Según el G. M. Rubén Fine, “la brillantez no constituye un accidente fortuito, sino que, por el contrario, es una consecuencia de la posición. Es el resultado final de planes metódicos, lo mismo que un golpe espectacular en la guerra tiene meses y a veces años de cuidadosa preparación”.

Toda partida tiene momentos críticos en los que el jugador debe emplear su experiencia, talento e intuición para superarlos.

La belleza y brillantez son corolarios de planes coherentes, así como de creatividad y visión a profundidad.

Según el filósofo David Hume (1711- 1776) “La belleza de las cosas existe en el espíritu del que las percibe.” De ahí que Frank Lloyd aseverara: “Si usted invierte en belleza, ésta seguirá con usted todos los días de su vida”.

[email protected]