Verano de locos

Héctor González Iñárritu

Todo con un interés peculiar, y se presenta como un exquisito buffet para toda la afición

Qué verano estamos viviendo, lleno de torneos por todo el orbe; Eurocopa, Copa América, Juegos Olímpicos, Copa de Oro. Todos con un interés peculiar, y se presenta como un exquisito buffet para toda la afición.

Comencemos por la Eurocopa, que se está robando el interés y el espectáculo. Una diferencia abismal con la Copa América, en cuanto a calidad, intensidad, velocidad, movilidad, dominio de los espacios, jugando en bloque, transiciones vertiginosas, juego largo, juego corto; un futbol que hoy raya la excelencia técnica, más moderno, con características físicas impresionantes y es —hoy por hoy— el futbol donde todos los jugadores quisieran llegar.

Dentro de los favoritos está la Squadra Azzurra, que olvido por completo su esencia representada por el Catenaccio y está desplegando un futbol exquisito, ofensivo, de posesión, con orden defensivo (30 partidos sin perder), con varios jugadores de la Serie A, dirigidos magistralmente por Mancini, y que además emocionan al ver la identidad, el orgullo y la pasión de cómo entonan el himno, abrazados virtualmente con su afición.

LEER MÁS: Así se jugarán los octavos de final de la Euro 2020

El Dream Team, que es Francia, con sus futbolistas jugando en los mejores equipos de UEFA. Sólo Digne (lat. Izq.), quien juega en el Everton, se sale del guión, comparado con Kanté, (Chelsea), Kimpembe, (PSG), Pavard, (Bayern), Rabiot (Juve) y obviamente Mbappé, Benzema, Varane, Pogba, etc.

Ha habido partidos como el Dinamarca-Bélgica, donde ningún futbolista jugaba en su Liga.

Un Cristiano que sigue acumulando anotaciones e impresionando con sus números: cinco Eurocopas, marcando en todas, máximo goleador de esta justa (11), más partidos ganados (12).

  • ¡Espectacular torneo!

De este lado, en Sudamérica, poco que subrayar. Ha sido un torneo que parece que Brasil se lo llevará sin ningún contratiempo, y será el único equipo que podría competir contra los mejores de Europa. Argentina gana, pero no emociona, y los demás son inconsistentes en su accionar, con un ritmo semilento, equipos largos, y con menos pasión de lo esperado. Será la falta de afición, la concentración y la parte emocional que podría influir por la crisis sanitaria en Brasil, el tiempo transcurrido sin competencia para los jugadores... Lo que es un hecho es que esta Copa no levanta; esperemos ver mejores partidos en la parte final.

  • El Tri.

Desafortunadamente, el castigo de FIFA llegó y tenemos que entender que no podemos acudir a un estadio a insultar, a emitir un grito homofóbico, el cual debe ser erradicado totalmente y guardar respeto y orden en los eventos de cualquier índole. Debemos tener la responsabilidad y compromiso individual para hacer proselitismo en este tema.

De lo que más se habló en la Selección Mayor fue la no convocatoria de Javier Hernández y la llegada de Funes Mori. Los expertos vierten cualquier cantidad de opiniones, que van desde la aprobación en la decisión de Martino, hasta que es una falta de respeto para Javier y cuestionar por qué no se dice la verdad. Me vienen a la memoria las polémicas que se suscitaban en las anteriores convocatorias de Carlos Vela y la versión oficial siempre fue la verdadera, que era “la negativa de Carlos a participar, por múltiples cuestiones personales”.

En el caso Funes-Chícharo, Martino tiene todo el derecho de convocar a quien él considere necesario en este momento; en mi opinión, Javier está tratando de regresar al nivel que perdió hace dos años, arrancó bien y necesita ser más consistente para convencer, y por último —pero no menos importante— la armonía de un grupo, la cohesión interna y la complicidad homogénea son la base para lograr el objetivo en un equipo de trabajo. ¡Al buen entendedor...!

@hginarritu

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios