Un lobo mexicano depredador en el Reino Unido

Héctor González Iñárritu

Viajé con el Flaco Tena a España a los 17 años, con una selección del Club Asturiano para jugar varios partidos

Viajé con el Flaco Tena a España a los 17 años, con una selección del Club Asturiano para jugar varios partidos, jugábamos en el equipo Principado, somos muy buenos amigos y el destino nos juntó al llegar al mismo tiempo a Selecciones Nacionales a fines de 2010.

Tuvimos la fortuna de experimentar éxitos, fracasos, retos y adversidades, toda la osadía que ofrece el futbol. La familia Tena fue un gran catalizador en la formación, desarrollo y experiencia de Raúl Jiménez; Alfredo en su formación y debut (2011) en el América, y Luis Fernando en su paso por la Selección Sub-23.

Conocí a Raúl hace ocho años, cuando estábamos preparando el ciclo olímpico en selecciones y mantengo una gran relación con él; educado, trabajador, serio, su familia siempre pendiente de él, orientándolo y ubicándolo.

Recuerdo al Flaco platicándome sus insomnios para disipar sus dudas para la convocatoria —sólo 18 jugadores— del representativo para Juegos Olímpicos, pero una muy importante era decidir entre Raúl o Alan Pulido. En el Torneo de Toulon (2012) —en el que fueron campeones—, Jiménez brilló con goles, sacrificio, disposición, compromiso y amalgamándose al grupo; el resultado ya lo conocen, fue campeón olímpico en Londres y de ahí nadie lo ha podido parar.
 

 

En 2013 fue el único jugador convocado por el Chepo a dos torneos oficiales: Copa Confederaciones (Brasil) y Copa de Oro, autorización que agradecí profundamente a Yon de Luisa y al Míster Herrera. Posteriormente campeón con el América, haciendo una mancuerna espectacular con Benítez. Convocado al Mundial de Brasil; se va en compra definitiva al Atlético de Madrid, siendo el jugador jugando en México por el que más se ha pagado (10.5 millones de euros); se va a préstamo con opción al Benfica y este equipo lo acaba comprando en 22 mde.

En un acto de suprema visión, asumiendo un mediano riesgo/utilidad, en abril del año pasado, los Wolves ejercen la cláusula de rescisión en 38 mde, siendo el jugador por el que este club más ha pagado; hoy están de fiesta, por la productividad y su retorno de inversión.

Raúl es hoy por hoy el mejor mexicano en el extranjero, tiene 29 años de edad, le queda mucho camino por andar, es un profesional de tiempo completo; se ha adaptado a la perfección al complicado, fluido, intenso y espectacular futbol inglés; está listo para lo que viene.

La Vecchia Signora y el Madrid están muy interesados en él; las cifras van de los 60 hasta los 100 mde; el talento, la ambición y los méritos los tiene; estoy seguro de que en un futuro estará en la Legión de honor de los mexicanos que han militado en el viejo continente. Por último y no menos importante, Jorge Méndes, su agente  (y el de Cristiano), que donde pone el ojo… nunca se equivoca.

Un  Vasco gladiador. Vaya retos que ha aceptado y experimentado Javier Aguirre; no cabe duda de que es un gladiador, su historial como entrenador traspasa todos los límites posibles. Lo disfruta, es ganador, exitoso, su recorrido se lo avala y su adrenalina lo sabotea, al grado tal, que ahora está cerca de la hoguera en la tabla general de La Liga. Ya declaró que no va a hacer cuentas, irá partido a partido, está complicado, pero tiene los blasones y el liderazgo para morirse en la jornada 38.

Por una regla absurda en La Liga —tema del que ya hemos hablado—, Javier perdió dos muy buenos jugadores: Braithwaite (Barcelona) y En-Nesyri (Sevilla), y el reglamento no les permitió enmendar el daño; obviamente este contratiempo inesperado ha disminuido el rendimiento del equipo.

La desesperación por puntos, la frustración, la presión, la impotencia y el hambre de ganar, provocan muchas veces pasiones que se salen de contexto y motivaron al Vasco a imitar el sonido de un silbato de árbitro en pleno partido, costándole su expulsión. Lo conozco muy bien y como mexicano deseo que salga bien librado de este desafío. 

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios