Temas para el café 2.0

Héctor González Iñárritu

El panorama en Cruz Azul hoy luce desolador, a nivel directivo no se sabe quién manda

Cruz Azul.

La Máquina comienza con sonidos preocupantes, decepcionando en funcionamiento y resultados; un equipo que en la era de Ricardo Peláez gastó decenas de millones de dólares con un director deportivo comprometido y exitoso, y ni así pudo funcionar.

El panorama hoy luce desolador, a nivel directivo no se sabe quién manda, si es Billy Álvarez o Víctor Garcés y lo único que transmiten y permean al cuerpo técnico y al plantel es desconfianza, inseguridad e incertidumbre, dejando la responsabilidad al nuevo director deportivo, Jaime Ordiales; gran jugador, excelente persona, honesto, que ha transitado por múltiples equipos como América, Necaxa, Atlas, Chivas, Querétaro, pero que desafortunadamente no ha tenido éxitos en su gestión como directivo, y ahora en el Cruz Azul tiene mucho trabajo por delante en la comunicación con el cuerpo técnico y en el reforzar la confianza de los jugadores.

Chivas.

Ya lo comentábamos en la columna anterior, los refuerzos de Chivas, salvo el Gallito Vázquez, son jugadores jóvenes con gran potencial y futuro, pero necesitan un proceso de adaptación a una nueva y mayor presión que no tenían en sus anteriores clubes; tendrán que conocer y trabajar el esquema táctico del Flaco Tena, y estos factores nos indican que se necesita paciencia para que los procesos propios y naturales de maduración se vayan dando y produzcan resultados.

VAR. Se necesita seguir capacitando a marchas forzadas a los asistentes de video en el protocolo del VAR; mi percepción es que están abusando de la intervención cuando no son errores “claros manifiestos” del árbitro y eso ha provocado mucha confusión y molestia. Debe ser preponderante la premisa principal que el IFAB (Board) exige, que es “mínima interferencia, máximo beneficio”. 

El círculo vicioso se cierra con algunos árbitros, que, en la cancha, las jugadas dudosas se lo dejan al VAR... “comodinos”.

Chícharo.

Gran polémica se suscitó con la transferencia de Javier Hernández al LA Galaxy, gran visión y gestión de Dennis te Kloese y seguramente les dará muchas alegrías a los aficionados; su competitividad, su profesionalismo y su deseo de triunfar, justificarán la inversión de 
los galácticos.

En los clubes en los que tuvo más oportunidad de jugar, fue sobresaliente su productividad con goles y asistencias y ya ni hablemos en Selección Nacional.

¡Ya quisiéramos más Chícharos!

Macías.

Gran ejemplo dejó el tuit de Macías al referirse a un “narrador” que en situaciones de jugadas donde intervenía JJ, se refería a la tragedia de Salvador Cabañas.

Felicidades a este gran jugador de sólo 20 años de edad, que demuestra calidad dentro y fuera de la cancha. 

@hginarritu

 

Suscríbete a nuestras redes sociales:   Youtube    Facebook    Twitter Instagram 

Comentarios