A los árbitros mexicanos les falta personalidad

Gilberto Alcalá

Sigue la inoperancia de los silbantes y la ineficacia del videoarbitraje

Sigue la inoperancia de los silbantes y la ineficacia del videoarbitraje. En el Necaxa vs Tijuana, parecía que Adonai Escobedo no iba a pitar. Tengo entendido que sería Marco Antonio Ortiz, y después lo movieron, pero quien estuvo no tuvo el apoyo necesario.

Ya saben que Escobedo no tiene la capacidad para pitar en la Primera División y no sé por qué lo siguen poniendo. La Comisión de Arbitraje debe estar preocupada porque no se ve mejoría en algún silbante.

En el Mazatlán FC vs FC Juárez, Fernando Hernández no mostró sensibilidad en el segundo gol de los visitantes, cuando el balón le pega en el rostro a Carlos Vargas y no pita para que sea atendido. Hay que enseñarles a arbitrar, porque eso es muy distinto a enseñarles las reglas.

Puedes leer: "Las diferencias entre Chucky Lozano y Chicharito"

En el Guadalajara vs Atlas, Fernando Guerrero puso muy baratos los penaltis para los Zorros. Si así se marcaran, habría seis o siete en cada partido. En el Cruz Azul vs Tigres, a Eduardo Galván el VAR le estuvo diciendo qué es lo que tenía que marcar, cuando el penalti de La Máquina era muy claro: una patada de Nahuel Guzmán. Por si fuera poco, el portero se le hinca antes del cobro. Debió mostrar personalidad ahí.

No sé si la Comisión de Arbitraje está contenta con estos trabajos y nada más sale a decir eso por decirlo. En el Monterrey vs Puebla estuvo Óscar Mejía, quien parecía que iba a despegar, pero no lo han sabido conducir. La muestra es que estuvo marcando roces intrascendentes. El futbol es un juego de contacto, en el que se deben marcar otras cosas.

[email protected]
 

 

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios