Buena Liguilla, mal arbitraje

Gilberto Alcalá

Se vio lo mismo que en el resto de la temporada: Inoperancia de los silbantes y esa ineficacia que tiene el VAR

Durante los cuartos de final, se vio lo mismo —en cuanto al tema arbitral— que en el resto de la temporada: Inoperancia de los silbantes y esa ineficacia que tiene el VAR, pero nunca habíamos visto tan mal en jugadas tan claras. Desde lo que le sucedió a Luis Enrique Santander en la ida del Atlas vs Puebla, con el gol en fuera de juego anotado por los Zorros. A Marco Antonio Ortiz, también en el primer cotejo entre el Toluca y el Cruz Azul, con los penaltis señalados.

No entiende uno cuál es la posición o situación, porque —lejos de ayudar— confunden a todos los que están y los que ven los partidos de la Liguilla. Lo mismo pasó antenoche en el Cruz Azul vs Toluca con Fernando Hernández, quien marcó un penalti inexistente en favor de La Máquina. También le sucedió anoche a Fernando Guerrero, quien —en el América vs Pachuca— sancionó una pena máxima inexistente en favor de las Águilas, lo cual le dio cierta vida a ese equipo, tal como le ocurrió a los celestes un día antes, también en el Estadio Azteca.

Puedes leer: "Entre vetos, agresiones y sin control, la Liguilla en México"

A César Ramos, en el Monterrey vs Santos, también le pasó algo muy malo. Para su beneplácito, los Guerreros clasificaron, porque no marcó una jugada muy clara de penalti en favor de los de La Comarca Lagunera. Señaló un fuera de juego que nunca existió.

En el Puebla vs Atlas, Diego Montaño también tuvo un trabajo muy parecido. Es cierto que, de los ocho árbitros que estuvieron en cuartos de final, cuatro tendrán que pitar en semifinales, pero —a mi entender— ninguno demostró tener la capacidad suficiente para dirigir en las semifinales.

Vamos a ver a quién eligen, porque tendrán que seleccionar a los menos malos. Por si fuera poco, el videoarbitraje también ha estado mal, porque no entiendes cómo ven una y otra vez las repeticiones en la pantalla, todos nos ponemos de acuerdo en algo, y ellos señalan otra. Las nuevas personas que estában en el área técnica, lejos de ser una ayuda, están de verdadera pena.

[email protected]

 

 
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios