Tata Martino tiene una nueva fecha límite

Gerardo Velázquez de Léon

Entre las principales conclusiones que debe hacer el entrenador argentino es que hay jugadores que no deben volver más a la Selección

De nada sirvió tener a tantos y tantos jugadores concentrados durante 69 días —en medio de estos, siete días de vacaciones— para la actividad de este verano, previa al inicio de la eliminatoria de la Concacaf rumbo a Qatar 2022. Todo inició cuando viajaron a Dallas para jugar contra Islandia; de ahí a Denver a disputar la Nations League y un amistoso contra Honduras en Atlanta. Antes de Copa Oro, otros dos amistosos, contra Nigeria y ante Panamá, aunque en éste no hayan participado los futbolistas que anteayer fracasaron en la final contra Estados Unidos, pero seguían concentrados en Los Ángeles.

¿Tantos días y tantos entrenamientos, y no existe el nivel para ganar en Concacaf? Jugadores en clubes europeos, en la Liga MX en los de élite, incluso a los jugadores de los Rayados de Monterrey los regresaron de Las Vegas en avión privado... Hasta en eso hay excesos. Inentendible que con un cuerpo técnico que en teoría es de lo mejor del mundo, con futbolistas competitivos, hayan tenido el verano siguiente: empates contra Costa Rica, Trinidad y Tobago y Honduras; victorias contra Guatemala, Canadá, El Salvador y Honduras; y derrotas contra Estados Unidos en la final de la Nations League en Denver y de la Copa Oro en Las Vegas. Es decir, tanto se invierte en concentraciones tediosas, odiosas, tanto se invierte en cuerpo técnico para que la Selección Nacional no pueda más que ganarle a cuatro países subdesarrollados en futbol.

Gerardo Martino, por su parte, tiene más finales como seleccionador nacional perdidas, que ganadas: Uruguay 3-0 Paraguay (Copa América 2011); Chile 0-0 Argentina (Copa América 2015), perdió en penaltis; Chile 0-0 Argentina (Copa América ‘16), perdió en penaltis; México 1-0 EEUU (Copa Oro ‘19); México 2-3 EEUU (Nations League ‘21) y México 0-1 EEUU (Copa Oro ‘21). ¿Qué pasará que si tiene el favoritismo de su lado, fracasa?

Lee también: El gran fracaso del Tata Martino

Ahora bien, ¿Qué sigue para el futbol mexicano?, ¿para el Tata Martino?

Entre las principales conclusiones que debe hacer el entrenador argentino y el séquito técnico que le acompaña a todos lados, es que hay jugadores que no deben volver más a la Selección, por nivel futbolístico, por nivel físico y hasta por nivel psicológico, aunque hay casos a los que se les juntan dos de estas cosas o hasta las tres. Necesita jugadores con un real liderazgo, evitar las largas concentraciones que sólo hartan a los futbolistas, y recuperar la relación humana con la que este cuerpo técnico inició su proceso.

La gran prueba será de aquí a la Jornada 7 de la eliminatoria, cuando viajen a Cincinnati para enfrentar de nueva cuenta a los estadounidenses. No se pueden permitir llegar a esa fecha con este equipo roto, desvalijado mentalmente, y si no logra componerlo para entonces, si tiene un mal arranque en el clasificatorio, entonces sí, a buscar otro plan.

@gvlo2008

[email protected]

 
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios