La sinceridad de Tata Martino ante las mentiras del futbol

Gerardo Velázquez de Léon

Es ridículo escuchar a los sabios y muy necios personajes que aseguran que estos partidos en Países Bajos y Austria no sirvieron para maldita la cosa

El 10 de septiembre de 2019 se vivió una pesadilla en el Alamodome de San Antonio. Lautaro Martínez anotó tres goles a la Selección de Gerardo Martino, y Leandro Paredes uno más. Un primer tiempo en el que el Tata, al ser Fecha FIFA, alineó a lo mejor disponible, entre ellos al ahora tan famoso tridente Chucky, Tecatito y Jiménez. Esa noche, estuvo en la portería Guillermo Ochoa.

Por eso, que Martino asegure que contra Japón se jugó el peor primer tiempo desde que asumió la dirección técnica es representativo y contundente. La gran diferencia es que contra Argentina se enfrentaron a uno de los mejores definidores del mundo y ayer con correlones que no tienen esa calidad. Pero es cierto: un primer tiempo como ese en Austria, contra un equipo poderoso, te echa del Mundial.

Es ridículo escuchar a los sabios y muy necios personajes que aseguran que estos partidos en Países Bajos y Austria no sirvieron para maldita la cosa, porque la Selección Nacional volverá a jugar hasta marzo.

Estos partidos le han dado un gran valor al proceso, sobre todo si se hace un análisis serio de lo que fue el primer tiempo contra Japón. El mismo Tata hizo una reflexión al final y coincide en lo mal que se encaró al rival. Sin la pelota, sin intensidad, sin inteligencia en la marca, sin generar el juego que intenta implementar y sólo con Guillermo Ochoa como figura. Vaya reflexión la de Martino. Esa es la mentira de este deporte, porque el dominante Japón no supo resolver.

Lee también: Garardo Martino lo acepta: El peor primer tiempo en su era

Es la asignatura pendiente; bueno, una de las dos. La otra es encontrar capacidad de definición, como fue contra Japón. Se confirma que Ochoa, Jiménez, Corona y Lozano son los pilares de su Selección, más allá de poder sumar a Pineda, Antuna y Gallardo como aquellos elementos a los que puede sacarles más provecho del que les sacan en sus respectivos clubes.

Hay que destacar el nivel de convencimiento  que Martino ejerce sobre sus jugadores y que le dará para clasificar sin problemas a la Copa del Mundo Qatar 2022, siendo lo que deben hacer ya en el Mundial lo que se tiene que trabajar desde ahora, con enseñanzas como la del primer tiempo contra Japón.

El principal trabajo del Tata, de cara a Qatar, será evitar lapsos de juegos tan oscuros como el que tuvieron ante los japoneses y en el que, de no ser por Ochoa, se hubiera cocinado una de esas goleadas que hacen tambalear cualquier proyecto, ya sea por dejar a un equipo al borde de la eliminación o al alentar duras críticas sobre la capacidad del entrenador. En fin, queda claro que se llevará como asignatura pendiente corregir y evitar momentos como ese, además de alentar la reacción tras sus errores, sin olvidar el compromiso, que —con base en la disciplina— muestran sus jugadores.

Hoy en día, se ve que los futbolistas quieren estar en la Selección Nacional y ese también es mérito del Tata, quien trabajó poco en este 2020, pero logró avanzar en su labor, sin olvidar las reflexiones y autoanálisis finales, para evitar cometer esos errores cuando los partidos tengan ya un valor de clasificación o dentro de un torneo internacional.

@gvlo2008

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios