La final más rara en la historia del futbol

Gerardo Velázquez de Léon

Una lástima que en esta ciudad, que vive, sufre y entiende tanto de futbol, no vayan a poder ver la final

Salieron mal las cuentas. Para el fin de semana anterior, se planificó el regreso de los aficionados al estadio del Monterrey. Todo estaba listo, desde la separación de las butacas para cumplir con los reglamentos de sanidad, venta de esquilmos organizada a la perfección y boletaje electrónico... Todo.

Pero el Covid-19 sigue y sepultó las posibilidades de ver gente en los estadios de Monterrey. Es decir, para la final de la Copa MX se tenía planificada la fiesta en las tribunas, con —por lo menos— un 30% del aforo. No era para menos, es la duodécima final que se jugará en este estadio en cinco años, el que —en menos años— ha recibido más finales mexicanas.

Tres de Liga MX: Tigres, Pachuca y América, de las cuales Rayados perdió dos. Dos de Copa MX: una ganada a los Tuzos y otra perdida contra Cruz Azul. Tres femeniles: todas contra los Tigres (una ganada y dos perdidas). Una Sub-20 y otra Sub-17.

LEER MÁS: El estadio BBVA, un constante escenario de finales

Hasta final internacional han tenido, la que le ganaron hace poco más de un año a los Tigres, para alzarse como campeones de la Concacaf. Es decir, estadio acostumbrado a esto.

Será la primera vez en la historia del futbol mexicano que se decida un título sin público, con la tristeza que invade a un inmueble solitario, nada más con cinco o seis periodistas, además —claro está— de directivos, jugadores y entrenadores. Nadie más. Incluso, ha sido tan contundente la decisión de no abrir las puertas en lo que resta de 2020, pase lo que pase, que ayer —aquí en Monterrey— el directivo Pedro Esquivel anunció que se devolverá el dinero de los más de 25 mil abonos vendidos y que no hay forma de reponerlos, lo que representa un golpe fulminante a la posibilidad de regresar aficionados al estadio.

Una lástima que en esta ciudad, que vive, sufre y entiende tanto de futbol, no vayan a poder ver la final en el estadio, ni en bares; vaya, ni en sus casas con grupos de más de seis personas. El gobernador Jaime Rodríguez Calderón ordenó que se apliquen multas a quienes no cumplan con los protocolos sanitarios, que van hasta los 100 mil pesos si no se hace caso, y se cobran en el predial. Así de exigentes y estrictos, y tienen razón.

El sábado, saliendo del partido Monterrey vs. Cruz Azul, se dieron imágenes pocas veces vistas en esta ciudad. Calles abandonadas en fin de semana por la noche, pocas luces prendidas en departamentos y casas, y vehículos con militares rondando las zonas. Noches tristes, noches de control y —aunque haya futbol— no se romperá nada, porque romperlo es muy costoso, en salud y en economía.

Rayados jugará la final del torneo más largo en la historia del futbol mexicano, contra Xolos el miércoles. Iniciaron hace poco más de 13 meses la Copa MX y hasta ahora se definirá, se celebrará un extraño partido de futbol.

@gvlo2008
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios