Suscríbete

Felipa, Felipe y la felpa al Presidente

Arlequín

Ni los escapularios, ni el trébol, ni las limpias le han ayudado al presidente Andrés Manuel López Obrador para sacudirse la mala suerte que el felipismo le ha traído a su larga, muy larga, carrera política.

Huelga decir lo que para AMLO ha significado Felipe Calderón. Es el hombre que haiga sido como haiga sido le impidió la llegada a Palacio Nacional en el 2006 y hoy en día, como expresidente, es uno de sus más activos críticos. Ya va para tres lustros que López Obrador no se ha podido quitar el Felipe de Jesús de la boca.

calderon_dice_que_gestos_de_lopez_obrador_limitan_inversion_en_mexico_en_2021_120561669_0.jpg

De Felipe Calderón es entendible y lógico que esté en contra del régimen y de la Cuarta Transformación. ¡Pero de Felipa!, la buena prima Felipa Obrador, en  su caso no se puede encontrar una explicación lógica a su sabotaje al proyecto lopezobradorista.

felipe_felipa.jpg

Su primo dijo desde la máxima tribuna de la nación (la conferencia de prensa mañanera) que nadie de su familia iba a hacer negocios con el gobierno y, para que no quedara duda, los enlistó: “hijos, hermanos, hermana, PRIMOS, tíos, cuñados, nueras, concuños y demás miembros de mi familia cercana o distante”.
Así que doña Felipa, ¿qué parte de lo que dijo el Presidente no le quedó clara? Cuando dijo primos, también se refería a primas, no se haga.

Pues aún con la advertencia, doña Felipa se pasó por el arco del triunfo la indicación de AMLO, que no solo es su primo hermano, sino el Presidente de la República.

Bien dice el primo Andrés Manuel que “el dinero es la mamá y el papá del diablo”, y por míseros 365 millones de pesos la prima Felipa le dio un raspón a la Cuarta Transformación y a la credibilidad del hombre que llenó de orgullo a las familias López y Obrador.

En verdad que no hay pretexto, aunque Felipa Obrador quisiera utilizar como justificación el caso del primo Pío, el hermano de AMLO, no tendría disculpa, pues además el caso de don Pío es muy diferente.

010pio-lopez-obrador-1.jpg

Sí, ponga atención, aquí el porqué de las diferencias. Primero, Pío López Obrador recibió sobres con fajos de dinero en efectivo cuando su hermano no había hecho la promesa de que sus familiares no harían negocios. Segundo, AMLO no era Presidente aún; y tercero, ese dinero eran aportaciones de ciudadanos para financiar el movimiento político que acabó por llevar a López Obrador a la Presidencia, por lo que ni el Instituto Nacional Electoral (INE), ni la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), ni nadie podría meter la nariz es ese asunto.

Pero, además, si el buen Pío no hubiera recolectado esos mamachos de dinero quizá en este momento no estuviéramos gozando de la Cuarta Transformación, y seguiríamos bajo el régimen de corrupción de los conservadores y neoliberales del PRIAN que beneficiaban a sus familiares dándoles contratos millonarios en Pemex.

De hecho, los libros de la historia de México deberán dedicar un capítulo a la vida y obra de Pío López Obrador, como uno de los precursores de la revolución pacífica llamada Cuarta Transformación. Primero, se le reconocerá su trabajo desinteresado para la causa, pues se dedicó a conseguir dinero para poder consumar el triunfo de la 4T, de la revolución. Y después, su martirio, ya que luego de que aparecieran los videos en los que se le ve recibiendo los sobres con dinero, los conservadores, la prensa fifí y los pasquines inmundos se le fueron encima criticando su augusta labor en favor de la patria.

pio_0.jpg

Pero con la prima Felipa la historia no será piadosa, pues con su desmedida ambición por el dinero puso en riesgo la obra e imagen del líder máximo de la Cuarta Transformación. Ayudada por otros infieles, como el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, a quien el propio AMLO le dijo que no le diera contratos a Felipa –ya la conoce como es— la prima se brincó las trancas y se llevó sus millones. Así, tanto ella, como el funcionario desobediente, se irán al basurero de la historia.

pemex_octavio.jpg

Y lo peor. Aprovechando la ambición de Felipa, Felipe le dio una felpa en redes al Presidente. Socarrón, como buen conservador, Felipe Calderón no resistió y en cuanto conoció la noticia de los contratos puso en su cuenta de twitter: “¿Qué pasó tocaya? ¿No va a decir ni Pío? #SonPiores”.

Imagínese la enchilada que se ha de haber dado el Presidente AMLO al ver a Felipe utilizando a Felipa para darle una felpa. Entre Felipes te veas…

calderon.jpg

ME CANSO GANSO: López-Gatell: el show debe continuar

Es cada día más recurrente escuchar en análisis que políticos, varios de ellos morenistas, hacen crítica sobre la actitud del doctor Hugo López-Gatell, el responsable de la estrategia del gobierno federal para enfrentar la pandemia de Covid-19.

Algunos consideran que detrás de su no al uso de cubrebocas, su no a la aplicación masiva de pruebas y su no inicial a la compra de vacunas podría estar el temor a que la pandemia se acabe y con ello su fama y su exposición diaria frente a los reflectores. ¿Teme que llegue el fin del show de López-Gatell?  Sería terrible, criminal que esas fueran las motivaciones, pero más de uno dentro de la autollamada Cuarta Transformación no considera descabellada la hipótesis.

lg14.jpg

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios