Implementaría Banxico un estímulo monetario agresivo

Alejandro Cervantes Llamas

Hace dos semanas comenté que un escenario conservador, en que el coronavirus (Covid-19) impactaba de manera moderada la dinámica de crecimiento tanto de México como de Estados Unidos, el crecimiento del PIB de nuestro país en 2020 se ubicaría en un rango de entre cero y medio punto porcentual. Cabe señalar que para este año, la mayoría de los estimados apuntaban para México un aumento del PIB de 0.9%.

No obstante, en las últimas dos semanas el panorama económico ha cambiado radicalmente. En marzo, el índice accionario mexicano (IPC) ha registrado una caída de 11.6%, y el peso mexicano sumó una depreciación de 21.3% frente al dólar. Con ello, es claro que el impacto del coronavirus será significativamente mayor al inicialmente contemplado tanto para la economía nacional como para la estadounidense.

Ante este escenario, recientemente el Banco de la Reserva Federal (Fed) ha llevado a cabo tres importantes acciones de política monetaria: (1) El 3 de marzo recortó su tasa de referencia en 50 puntos base (pb), situándola entre 1% y 1.25%. Cabe destacar que este anuncio se efectuó fuera del calendario programado de anuncios de política monetaria, lo que no ocurría desde octubre de 2008; (2) el domingo pasado, la Fed decidió implementar un recorte adicional de 100 pb, dejando la tasa entre un rango de 0% a 0.25%. El recorte en la tasa de referencia vino acompañado de un programa de estímulo monetario (Quantitative Easing) que inyectaría 700 mil millones de dólares mediante recompra de bonos gubernamentales y de valores respaldados por hipotecas. Ese anuncio se llevó a cabo tres días antes de la reunión de política monetaria programada para el 18 de marzo.

Y (3) el banco central estadounidense anunció la reactivación del Fondo de Financiamiento de Papel Comercial (CPFF, por sus siglas en inglés), el cual comprará bonos a tres meses de empresas cuya calificación crediticia sea alta para ayudar a que se sobrepongan de la caída que presenta el consumo privado.

En México, por ahora Banxico no ha llevado a cabo ninguna clara acción reciente de política monetaria. Sin embargo, no hay que descartar que el banco central mexicano vaya a instrumentar agresivos recortes sucesivos en la tasa de referencia que acumulen 100 pb entre las reuniones de marzo y mayo, que vendrían acompañadas de una intervención también agresiva en el mercado de divisas apoyado con las reservas internacionales. Al respecto, la Comisión de Cambios, integrada por miembros tanto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público como del banco central, ya ha comenzado a intervenir en el mercado cambiario con la subasta de 2 mil millones de dólares en coberturas que realizó ayer.

Cabe recordar que las reservas internacionales son los recursos monetarios denominados en moneda extranjera convertible que están bajo el control del banco central. Tales recursos pueden ser utilizados para contribuir a la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional en episodios de alta volatilidad. Dicho de otra manera, las reservas internacionales se utilizarían para enfrentar los posibles desequilibrios de la economía mexicana, tanto externos como internos, provocados por el Covid-19.

Recortes agresivos en la tasa de referencia reducirían el costo de financiamiento de las empresas e incentivarían el gasto de los hogares mexicanos. No obstante, para evitar una depreciación excesiva de la divisa mexicana, dichos recortes podrían ir acompañados de una fuerte inyección de dólares en el mercado cambiario. Tales medidas contribuirían a atenuar el impacto negativo del Covid-19 sobre la actividad económica de nuestro país, particularmente si van acompañadas de medidas e incentivos fiscales, así como de otras que reduzcan la incertidumbre y apoyen a la inversión privada.

El coronavirus es una emergencia nacional que requiere de este tipo de acciones complementarias por parte del conjunto de autoridades financieras, las cuales deberían ir coordinadas con acciones emprendidas por el sector privado.
 

Economista Senior de Grupo Financiero Banorte. Las opiniones que se expresan son responsabilidad exclusiva del autor.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios