Felipe Ángeles no contempla impacto para aerolíneas: ASF

No hay análisis del daño, coordinación, diálogo, negociaciones ni acuerdos con compañías interesadas en complejo, advierte

Felipe Ángeles no contempla impacto para aerolíneas: ASF
Imagen del avance que lleva la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
Nación 18/09/2021 02:56 Horacio Jiménez Actualizada 15:57
Guardando favorito...

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) alertó —desde febrero pasado— en la Tercera Entrega de Informes Individuales de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2019, es decir, del primer año del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que en el diseño y planeación del Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles (AIFA), no se hizo un análisis de las posibles afectaciones económicas que tendrían las aerolíneas que se tuvieran que trasladar de un aeropuerto a otro.

En esta entrega que se hizo a la Cámara de Diputados, la ASF describió que tampoco se hizo un análisis del impacto económico que tendrían las aerolíneas que tuvieran que estar presentes en más de un aeropuerto.

Aunado a esto, detalló que no se establecieron mecanismos de coordinación, canales de comunicación, negociaciones y acuerdos con las aerolíneas, con la finalidad de atraer y mantener su interés por llevar a cabo sus operaciones en el aeropuerto Felipe Ángeles, en Santa Lucía.

En este documento, la ASF recordó que la planeación de la triada de terminales aéreas para atender la demanda de usuarios en el centro del país estará conformada por los aeropuertos Felipe Ángeles, Benito Juárez y el de Toluca; sin embargo, no se consideraron las rutas terrestres de la interconexión entre ellos.

Asimismo, el máximo órgano fiscalizador del país identificó que las proyecciones de la demanda de pasajeros y carga no se basaron en datos históricos reales del AICM y el de Toluca, y que la nueva distribución del tráfico planteada entre los tres aeropuertos no se realizó según un modelo probabilístico de la demanda.

“No se dispuso de un análisis sobre la afectación del mercado para las aerolíneas que se trasladarán de un aeropuerto a otro y el costo para aquéllas que estarían presentes en más de un aeropuerto o que son nuevas en el mercado, ni se identificó la forma en la que las operaciones militares afectarán la operación del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, aunado a que no existió una estrategia integral de transporte y de interconexión terrestre entre el AICM-AIT-AIFA”, define en la tercera entrega de informes individuales de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2019.

Proyecto terminado

Previo a la degradación que marcó Estados Unidos sobre la calificación de México en seguridad aérea, la Auditoría Superior de la Federación también reveló, desde el 20 de febrero pasado, que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), dependencia encargada de la construcción del Aeropuerto Internacional Gral. Felipe Ángeles, no contó con el proyecto totalmente terminado y autorizado por la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) ni con el estudio de aeronavegabilidad previo o, en su caso, con un avance en su desarrollo que permitiera ejecutarlo.

En la auditoría que se realizó a la Sedena, bajo el título Estudios de Preinversión para la Construcción de un Aeropuerto Mixto Civil-Militar y Construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, en el Estado de México, se estableció que diversos estudios, como el plan maestro, que funciona para la aeronavegabilidad de operaciones simultáneas, impacto social para el proyecto de almacenamiento combustibles, viabilidad y estrategia comercial de la ciudad aeroportuaria, ingeniería para la terminal de pasajeros y el estudio de geometría, topográficos e inferencia ferroviaria, entre otros, se encontraban en proceso de ejecución, pero éstos debieron realizarse con antelación al inicio de la obra.

De manera paralela, en otra auditoría de desempeño con la clave 69-GB, la ASF informó a la Defensa Nacional que en el estudio de aeronavegabilidad no se incluyeron aspectos a considerar sobre la configuración del espacio aéreo para que se realicen operaciones civiles y militares sin inconvenientes, considerando que el aeropuerto Felipe Ángeles será el primer aeropuerto internacional mixto en el país.

“No se incluyó un análisis detallado sobre el espacio aéreo navegable, que permitiera evaluar el efecto o alteración que tendría la construcción en los procedimientos operativos existentes y planificados e identificar medidas de mitigación para mejorar la navegación aérea segura, los cuales son aspectos relevantes para la construcción y desarrollo del proyecto de inversión”, determinó la ASF.

Cabe recordar que el pasado 25 de mayo, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés), degradó la calificación de México en seguridad aérea a Categoría 2, por no cumplir con los estándares y recomendaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI, por sus siglas en inglés).

Ante esto, con la degradación de la categoría, las aerolíneas mexicanas seguirán volando hacia Estados Unidos, pero tienen prohibida la autorización de nuevas rutas, más frecuencias, nuevos servicios o convenios de mercadotecnia, además de que se suspenden los acuerdos de código compartido, como el de Delta con Aeromexico; Volaris con Frontier, y Aeromar con United Airlines, por lo que las empresas estadounidenses no podrán vender boletos con las mexicanas.

Lee también: No se presiona a las aerolíneas para que operen en el nuevo aeropuerto Felipe Ángeles: AMLO

Comentarios