La fe los impulsa para ver a la Virgen de Guadalupe

La procesión del Toluca es considerada la segunda más grande en el país

La segunda jornada inició a las 02:00 de la mañana del 20 de febrero, a la que se sumaron pobladores de Tenango y otros municipios, y se realizó una misa en el Valle del Columpio en La Marquesa, municipio de Ocoyoacac (JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 21/02/2018 02:37 Claudia González Ocoyoacac, Méx. Actualizada 03:05

[email protected]

Esta mañana arribarán a la Basílica de Guadalupe más de 50 mil peregrinos que salieron desde el domingo de Toluca y que pernoctaron como última parada en Cuajimalpa, para seguir su camino hasta el Tepeyac, como parte de la LXXX jornada que organizan feligreses del Valle de Toluca y que es considerada la segunda peregrinación más grande del país.

Como parte de la segunda jornada que inició a las 02:00 de la mañana del 20 de febrero, a la que se sumaron pobladores de Tenango y otros municipios mexiquenses, se llevó a cabo la celebración eucarística en el Valle del Columpio en La Marquesa, municipio de Ocoyoacac.

Doña Amada Millán tiene 69 años y lleva 45 participando; esta ocasión se adelantó con 13 bisnietos y 25 nietos. Esta mañana la alcanzarán sus seis hijos, quienes acostumbran hacer el recorrido en bicicleta.

Ella acude a esta caminata pidiendo a Dios que les ayude, los cuide, les permita una buena vida. Vienen de San Nicolás Coatepec Harinas con la peregrinación de Chalma.

A diferencia de otros grupos y familias, no lleva casa de campaña, bolsas para dormir ni alimento, se preparan con cartones y plásticos tumbados en el suelo helado, porque todo es pasto y la humedad de la madrugada cala los huesos.

Toda la familia, desde la bebé que va en carriola hasta los adolescentes que no rebasan los 20 años, portan varias chamarras y suéteres para cubrirse del frío, sin más encima que la fe y la esperanza.

Tras la misa, alrededor de las 08:00 de la mañana, doña Amalia les coloca una corona de palmas a algunas de sus nietas porque es la primera vez que acuden a este recorrido, también hay coronas de espina con ramas secas, de flores o de tela elaboradas con plástico, con tela y otros materiales.

Ya no hay más lesionados de las plantas de los pies por caminar descalzos, la mayoría portan tenis, las manos son las más astilladas o adoloridas pues cargan estandartes de la Virgen, algunas banderas de México. Por momentos se reparten esta carga con otros hombres o mujeres con quienes viajan como una familia.

El martes los peregrinos llegaron a la Parroquia de San Pedro Cuajimalpa a las 20:15 de la noche para arribar a la Basílica de Guadalupe la madrugada del 21 de febrero, alrededor de las 04:00 de la madrugada.

Los acompaña personal de la Cruz Roja, Protección Civil del Estado de México, corporaciones de la capital del país, además de recibir atención del Servicio de Urgencias mexiquense (SUEM).

Comentarios