Inviable, echar abajo contrato de segundos pisos: Aboitiz

El diputado local del PES dice que se podría hacer una revisión, pero no cancelarlos; afirma que el ritmo de construcciones e infraestructura se perdió en esta administración
Fernando Aboitiz Saro fue secretario de Obras en la gestión de Marcelo Ebrard y estuvo a cargo de la construcción de los segundos pisos. Foto: ESPECIAL
12/10/2018
03:11
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

El ex secretario de Obras, Fernando Aboitiz, responsable de la construcción de las autopistas urbanas de cobro en la capital del país, consideró poco viable echar abajo los contratos de los segundos pisos.

“Creo que se podría hacer una revisión del estado que guardan y con base en ello se pueden llevar a cabo medidas de mitigación, porque se han colapsado entradas y salidas. Se pueden cambiar las condiciones del juego o inclusive el Estado puede tener mayor participación”, declaró.

El ahora diputado por el Partido Encuentro Social (PES) en el Congreso de la Ciudad de México salió en defensa de este proyecto, pero se deslindó de la recaudación al señalar que fue la Secretaría de Finanzas la responsable de acordar los recursos obtenidos por esta contraprestación.

En entrevista con EL UNIVERSAL, aseguró que el tema no estaba planteado para que ellos (las empresas) “ganaran todo lo que pudieran”, si no que tuvieran un rendimiento determinado.

Alertó que actualmente se desconoce si el Gobierno capitalino ha llevado a cabo supervisiones aleatorias de cuántos vehículos están circulando por estas autopistas para que se sepa si los números son los correctos.

Pocas ganancias. Desde esta semana, esta casa editorial ha revelado que el gobierno capitalino sólo percibe 1% de los ingresos que arroja el pago por las vías concesionadas de la Autopista Urbana Norte, Supervía Poniente y Autopista Urbana Sur.

Sobre el tema, Aboitiz reconoció que él nunca estuvo de acuerdo y alegó este tema.

“Todos estos proyectos tienen una TIR [Tasa Interna de Retorno o Rentabilidad] que no me acuerdo si era el 12.6% o no sé cuánto, pero que a partir de que esa TIR llegara lo razonable, que era que las entradas se repartieran por lo menos al 50% entre el privado y el Gobierno”, externó.

El presidente de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana y Vivienda en el Congreso local explicó que sí estaba calculado que había 30 mil vehículos y ya había 31 mil, la entrada debía ser completa para el gobierno.

“Ya no sé si la Secretaría de Finanzas al final lo puso así y este es un tema”, puntualizó Aboitiz.

En aquel entonces el funcionario a cargo de esta dependencia era Mario Delgado.

El asambleísta del PES detalló que cuando se supera la TIR o debió haberse compartido utilidades o se reduce el número de años que tiene la concesión.

Luego de los cuestionamientos a estas autopistas por cuestión económica, Aboitiz Saro recalcó que en estos años han sido funcionales, pero insuficientes.

Sin querer entrar en un debate de si deberían construirse más segundos pisos o no, consideró que se perdió el ritmo de construcción de infraestructura en todos los sentidos como la había llevado Marcelo Ebrard; en la de Miguel Ángel Mancera simplemente se paró dramáticamente.

“La falta de seguir generando o completando la infraestructura estamos viendo parte de las consecuencia, aparte de malas medidas ambientales que empezaron a poner boyas por todos lados y cerrando carriles, de veras se hizo todo lo posible para colapsar el tráfico”, señaló el legislador local.

Sostuvo que como congresista apoyará la revisión de este tipo de contratos porque la parte que a él le tocaba era que se construyeran.

“Ha habido varios sismos delicados y tengo la gran satisfacción de ver que lo que construimos, lo hicimos bien. La parte que a mí me tocaba está bien, hay que ver la otra parte que le tocaba a la Oficial Mayor y la Secretaría Finanzas que sea impecable, yo creo que sí porque no era gente incompetente”, externó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS