You are here

16/01/2019
16:47
Yolanda Ruiz
Ciudad de México

Placeres culposos

Richard Mille abraza los códigos fashion y los aplica a su mecánica de altos vuelos. Dulces, paletas, frutas y regaliz fusionan el alto desempeño mecánico con la atracción emocional.

Con esta colección, se le hará la boca agua. Y es que Richard Mille se adentra en un nuevo territorio de expresión gráfica, cromática y emocional con la línea Bonbon, dulce en francés. Diez modelos de 30 ejemplares cada uno que ofrecen una visión de la relojería transgresora e inesperada. Si alguien podía llevar a cabo esta irreverencia, es Richard Mille, el relojero de los millonarios, quién convierte todo lo que toca en oro.
El conocimiento de los materialesle permite realizar incursiones en el verde, el tinto, el amarillo y  el rosa. Domina las cerámicas teñidas, la superposición de capas de materiales como el carbono TPT® o el cuarzo TPT®y el engaste de piedras preciosas de colores. Estos modelos son composiciones gráficas, ricas por sus pigmentos y texturas. Un detalle inusual es que las coronas y ciertos laterales de las cajas adoptan  formas de dulce, cupcake o helado.
Pasen y saboreen la colección más soprendente del SIHH 2019, el Salón de Alta Relojería de Ginebra que se celebra del 14 al 17 enero en Ginebra.

Comentarios