Médicos intervienen a niña y reconstruyen su vida

Nación 13/03/2016 00:00 Actualizada 00:01
Guardando favorito...

En Miriam, su mamá, aún permanecía la primera impresión de cuando, después del accidente, logró ver el rostro de su hija con el injerto de piel.

Guardando favorito...

Para su intervención se requirieron varios traslados en ambulancia; una gran coordinación interinstitucional entre hospitales y de 30 personas en quirófano que le salvaron la vida con una técnica completamente nueva, cirugía de trasplante autólogo (cuando el paciente es el donante de la piel) la primera que se realiza a una niña de su edad en el país.

Guardando favorito...

La noche del 18 de diciembre de 2015, ambas subieron al vehículo para viajar rumbo a Sinaloa. Meredith Alisson iba en el asiento de atrás, cuando el auto que manejaba su madre, que es médico, chocó contra el muro de contención de la autopista y volcó.

Guardando favorito...

La agilidad con la que su hija fue atendida desde el momento del accidente en la carretera y después en el Hospital López Mateos del ISSSTE “fue lo que le salvó la vida”, dice Miriam Cruz.

Guardando favorito...

Meredith llegó a quirófano con casi la pérdida total del lado izquierdo de su rostro; perdió también el párpado, tuvo fractura expuesta del cráneo (del hueso temporal izquierdo); su malar estaba totalmente expuesto y tenía serias heridas en su mano derecha.

Guardando favorito...

Después de un lavado quirúrgico, se retiraron fragmentos óseos, y se procedió a una neurocirugía para cubrir la fractura del hueso temporal izquierdo. Para ello fue necesario diseñar un colgajo de piel, que se tomó del muslo derecho y éste se cubrió con injerto de piel del muslo izquierdo de la paciente.

Guardando favorito...

Es la primera intervención de esta magnitud que se realiza en el hospital López Mateos “y fue un éxito, con esto estamos ampliando los horizontes para ofrecerle al derechohabiente la mayor cantidad de procedimientos y cirugías reconstructivas con la mínima posibilidad de que queden secuelas, dice Elizabeth Rodríguez Rojas, jefa de cirugía plástica del Hospital López Mateos

Guardando favorito...

A sus padres les preocupaba la reacción que pudiera tener al verse al espejo; pero un día, como se aburría en el hospital le prestaron una tablet en la que su rostro se reflejó y se vio por primera vez después del accidente. No dijo nada sobre su rostro, sólo que se veía rara sin dientes y con el pelo corto. Siguió jugando.

Guardando favorito...
Temas Relacionados
Médicos niña
Guardando favorito...