Turismo médico, en pleno auge en la frontera de México con EU

Habitantes y residentes de Estados Unidos en la zona fronteriza prefieren cruzar a Ciudad Juárez por medicinas y consultas médicas, ante el alto costo de atención a la salud en su país

Turismo médico, en pleno auge en la frontera de México con EU
Clínicas dentales en Ciudad Juárez ofrecen hasta servicio de transporte a personas que residen en Estados Unidos.
Estados 22/05/2022 02:00 Paola Gamboa/ Corresponsal Actualizada 04:53
Guardando favorito...

Ciudad Juárez.— Desde un medicamento como el paracetamol, hasta tratamientos de cáncer o cirugías estéticas, es lo que cientos de ciudadanos estadounidenses buscan en hospitales y consultorios médicos en la frontera mexicana.

Es el llamado turismo médico que ha impulsado al municipio por años y que recientemente ha cobrado un impulso a pesar de la pandemia por Covid-19.

A diario, son decenas de residentes y ciudadanos estadounidenses los que aprovechan la cercanía para cruzar a México y recibir atención médica. Los consultorios más concurridos son los que están cerca de los puentes internacionales, por donde abundan diversas farmacias de cadenas nacionales con consultorios médicos, con especialistas o clínicas estéticas.

Leer más: Violencia en Zacatecas: “No respetan ni los lugares sagrados”

Una de las usuarias es Jessica, residente de El Paso, Texas, que tiene dos hijos. Debido a que no cuentan con servicio médico gubernamental en Estados Unidos, las consultas por una gripe, dolores estomacales y problemas dentales las atiende en Juárez.

“Hace meses tuve que sacarle una muela a mi hijo de 12 años. En El Paso, la atención era de más de 200 dólares [3 mil 800 pesos]; aquí [en Juárez] la consulta y tratamiento me salió en menos de 100 dólares. Claro que vale la pena venir por la atención aquí”, afirma Jessica.

Alta demanda

En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL a los consultorios en zonas cercanas a los cruces fronterizos se constató la existencia de varias clínicas, sobre todo dentales, las cuales —debido a la cantidad de pacientes— han optado por contar con un transporte propio que, por las mañanas, cruza a El Paso para recoger a los pacientes y, al concluir su servicio, los regresa.

Por su parte, empleados de farmacias aseguran que al menos 85% de sus clientes son estadounidenses, quienes cruzan y se llevan desde paracetamol, vitaminas, omeprazol, cremas antiedad y, en algunos casos, hasta viagra.

Lorenzo Soberanes, vicepresidente de Salud en Canaco y presidente del Clúster de Salud y Turismo Médico en Juárez, comentó que pese a la pandemia del Covid-19 el turismo médico no disminuyó en la frontera.

“El turismo médico en Ciudad Juárez nunca ha dejado de existir, independientemente de de la pandemia, porque mucha gente de EU acudió a atenderse en México por los costos y la calidad que se ofrecía”, destaca.

A raíz de ello, dice, actualmente se tiene un conflicto grave en Juárez, en relación a cómo detectar o medir la cantidad de personas que cruzan de El Paso, Las Cruces o de otras ciudades de Estados Unidos para recibir alguna atención médica.

Soberanes reconoce que muchos médicos no dan a conocer que sus pacientes son estadounidenses porque pagan en efectivo y así pueden evitar fiscalizaciones.

Leer másDetienen a elemento de la Guardia Nacional acusado de violación en Ciudad Juárez

Ventaja competititva

Desde una consulta de médico general hasta una consulta dental o cirugías, control de enfermedades crónicas y hasta cáncer es lo que más demandan los pacientes del vecino país.

“La principal atención es la odontología, la segunda área es la oftalmología, la tercera la cirugía plástica y de ahí en adelante las demás especialidades. No hay una sola que no utilicen”, destaca Lorenzo Soberanes.

Aunque en Juárez existe un déficit en cuanto a la infraestructura médica, los doctores y especialistas pueden atender a los pacientes estadounidenses, ya que estos acuden en su mayoría a instituciones privadas y no las públicas, donde existe un rezago importante desde la atención hasta la entrega de medicamentos y el servicio.

En cuanto a las atenciones como las del cáncer, los estadounidenses prefieren pagar tratamientos en México debido al ahorro que representa para ellos y la calidad en la atención.

“Un estudio para poder determinar una leucemia, por ejemplo, cuesta 9 mil 600 pesos en el laboratorio; el tratamiento cuesta alrededor de 45 mil pesos, una caja para 30 días. Son más de 50 mil pesos y eso es muy barato comparado con lo que cuesta en Estados Unidos”, detalla.

Es más barato para los residentes estadounidenses los estudios de laboratorio y una atención con un oncólogo mexicano que en el vecino país, lo que los atrae a cruzar la frontera para recibir esa atención médica.

Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestras newsletters sobre noticias del día, opinión, opciones para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.

Comentarios