Suscríbete

Desaparece rastreadora; perdió a su hijo y luego a su pareja

Martha Gallardo desapareció tras buscar y encontrar a su esposo en la morgue de Irapuato

Estados 28/08/2018 03:13 Xóchitl Álvarez / Corresponsal Actualizada 03:13
Guardando favorito...

Guanajuato, Gto.- Martha Leticia Gallardo Martínez, de 44 años de edad, integrante del colectivo “Una Luz de Esperanza” de rastreadores de personas desaparecidas en el estado de Sinaloa, desapareció en Salamanca después de buscar y encontrar a su pareja en la morgue de Irapuato.
Antes, la mujer había dedicado más de seis años a la búsqueda de su hijo José Manuel Gallardo Martínez desaparecido en noviembre 2011, a los 21 años de edad, en Mazatlán, excavando fosas por terrenos y montes.

Lucía Espinoza Lizárraga, presidenta “Una Luz de Esperanza”, comentó que el 3 de abril habló por teléfono con Martha, quien le dijo que se encontraba en Salamanca y había determinado volver a su tierra, a la que no ha vuelto.

Ante la ausencia de Gallardo Martínez, la organización civil entró en contacto con sus similares en diversas entidades para rastrear su paradero.

En enero pasado, la rastreadora y su concubino salieron de Mazatlán hacia esta entidad a construir un nuevo hogar; se instalaron en un poblado rural salmantino para trabajar en las labores del campo.

A Martha Leticia se le hizo costumbre hablar por teléfono con sus hijas para estar al pendiente de ellas y comentarles su condición de vida; a finales de abril se puso en contacto con ellas para darles a conocer que habían asesinado a su pareja.

Contó que su marido no llegó a su casa, por lo que estuvo buscándolo y al no tener pistas de su paradero acudió al Ministerio Público a reportar la situación; más adelante la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios de Irapuato la requirió en el Servicio Médico Forense, en donde lo encontró sin vida.

Esa fue la última ocasión que la mujer habló con su familia; sus hijas comenzaron a marcarle por teléfono con insistencia, sin localizarla; por ello decidieron viajar de Mazatlán a Salamanca para verla personalmente, sin lograr localizarla y sin obtener información de su paradero.

El 30 de abril pasado la Red “Alerta Temprana” emitió una “acción urgente por la desaparición de la defensora de los derechos humanos Martha Leticia”, que también pertenecía al Colectivo Buscando Tesoros de Mazatlán, de la que se envió oficio a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, a la oficina del Alto Comisionado de la ONU en México, al gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, al procurador de esta entidad Carlos Zamarripa y al Ombudsman guanajuatense, José Raúl Montero.

La Subprocuraduría de Justicia Región “B” informó que el 2 de mayo pasado, una hija de Martha Leticia Gallardo Martínez presentó una denuncia formal por la desaparición de su madre en la agencia 8 del Ministerio Público de Salamanca.

La fiscalía destacó que se desplegaron los protocolos establecidos para la búsqueda y localización de la señora, consistentes en identificar las actividades que realizaba, su domicilio, personas que la conocían, lugares que frecuentaba.

Comentó que en el proceso de personas desaparecidas se comparte la información a las procuradurías y fiscalías de otra entidades, como debió ser el caso.

La Subprocuraduría de Justicia señaló que la Carpeta de Investigación sigue en trámite, es decir, se sigue trabajando en la búsqueda de la víctima. No describió los avances que ha obtenido y reservó detalles sobre el último domicilio que habitó y la identidad de su pareja y fecha en la que fue privado de la vida, para darlos a conocer en otra ocasión.

La presidenta de “Una Luz de Esperanza”, señaló que el Ministerio Público de Guanajuato tomó muestras de una de las hijas de Martha para realizar pruebas de ADN dentro de la investigación que realiza, en la que no se tienen resultados.

Comentó que el colectivo de rastreadores de Uruapan está atento a las investigaciones.

Guardando favorito...

Comentarios

 

Recomendamos