Una historia que se cuenta de tres distintas maneras

La cocinera de Castamar, de Fernando J. Múñez, surgió para ser serie, después fue novela y más adelante llegó en audiovisual

Una historia que se cuenta de tres distintas maneras
Con la comida como eje central, la trama de La cocinera de Castamar se ubica en el siglo XVII. Foto: Cortesía
Espectáculos 08/08/2021 02:12 César Huerta Actualizada 02:15
Guardando favorito...

Dice el refrán que, si te toca, aunque te quites, y si no, aunque te pongas. Eso puede aplicar a La cocinera de Castamar, que inicialmente fue concebida como serie pero luego su autor la transformó en novela y poco después llegó al audiovisual.

Fernando J. Múñez, escritor de la obra, toma la llamada desde Madrid, España, país donde la novela y serie han sido sensación, la primera llegó a México con editorial Planeta y la segunda por medio de Netflix.

Todo inició cuando el actor Rodolfo Sancho le sugirió que escribiera algo con una protagonista femenina.

Múñez pensó y dio con la comida como eje central para la trama ubicada en el siglo XVII, así que consultó recetarios de la época y se documentó con libros históricos alusivos, incluyendo tesis doctorales.

A su estelar femenino lo delineó como una joven caída en desgracia, quien sufre de agorafobia (miedo a espacios abiertos o cerrados, públicos) y, gracias a sus dotes en la cocina, logra acceder a un ducado, en el que inicia una relación especial con el duque

“Estaba escribiendo la serie, pero llegó un momento en que paré, pues me dije que eso tenía una entidad más allá del audiovisual y entonces se convirtió en novela, pero al mes y pico de estar lista, me contactaron de Atresmedia (compañía multiplataforma) para convertirla en serie, nos pusimos al habla de lo que ellos querían y yo qué veía”, recuerda.

Muñez no batalló con ver su obra escrita transformada en pantalla, pues él mismo ya dirigió cortos y su largometraje Las nornas, en 2012.

“Tengo una pata en el audiovisual, el medio no me es ajeno, asumo que son productos completamente diferentes que hablan de lo mismo, pero con lenguaje y forma distinta. La obra escrita es inmutable y siempre tendemos a comparar, pero no tiene caso”, considera Múñez.

Entre las diferencias se encuentran que en la novela hay una comunicación epistolar cocinera-duque y la protagonista no sale de las cuatro paredes que significan su cuarto, en la serie se limitan a unos cuantos mensajes y el personaje sí tiene más movimiento.

Michelle Jenner y Roberto Enriquez encabezan el elenco

El escritor apenas visitó un par de veces la locación y eso, únicamente para ver los decorados. Noberto López Amado e Iñaki Peñafiel fueron responsables de la dirección.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios