La actriz Susana Zabaleta pagó derecho de piso en sus inicios en la actuación
11 | NOV | 2019
Susana Zabaleta pagó derecho de piso en sus inicios en la actuación
Susana Zabaleta reveló que por ser una mujer "rara" le ha costado el rechazo de algunas personas. Foto: Archivo

Susana Zabaleta pagó derecho de piso en sus inicios en la actuación

16/10/2019
20:06
Ariel León
Ciudad de México
-A +A
La actriz comentó que no le agradaba hacer melodramas, pero los aceptaba porque tenía que comer

Para darse el lujo de escoger los trabajos que ella quería desempeñar, Susana Zabaleta tuvo que aceptar cosas que no quería hacer a nivel laboral e incluso poner buena cara cuando en realidad detestaba estar en esos lugares.

Te puede interesar: Micha, De Alba y Zabaleta dictan sus mandamientos

La actriz dijo que era trabajo y de algo tenía que comer, pero ella sabía bien que no quería seguir por esa línea.

“En el trabajo ha habido telenovelas que he dicho '¿qué estoy haciendo aquí?,¿por qué acepté esto?', al final  uno se protege de alguna forma porque es trabajo, uno está en un ambiente distinto y busca demostrar que puede hacer el trabajo aunque el trabajo no sea el que uno quería”, detalló en entrevista con EL UNIVERSAL.

Para Zabaleta los melodramas la incomodaban, pues era algo que en realidad no le gustaba hacer, pero al final reconoció que tardó años en poder ganarse el lujo de escoger los trabajos que quería desempeñar.

“Uno paga un derecho de piso, al principio aceptas cosas con las que no estás tan de acuerdo, pero al final descubres que uno debe estar en el lugar que quiere estar estar, eso es un gran logro en mi vida y en este puto de mi vida, ya lo logré, sólo hago lo que yo quiero y eso está increíble”, detalló.

Te puede interesar: Susana Zabaleta denuncia asalto a su hijo a punta de pistola en Chimalistac

Una de las razones que Susana reveló hacían que no se sintiera cómoda en las telenovelas, era que ella nunca se identificó como las protagonistas o antagonistas de estos melodramas por lo que usualmente se sentía incómoda y hasta rechazada, ¿su pecado? ser una freak que resultaba distinta para los estándares de la televisión.

“Ser rara siempre me ha costado el rechazo de algunas personas o lugares pero a mí no me ha importado, me gusta ser así, lo disfruto, me gusta ser como soy y al final creo que eso ha hecho que siga en esto, la gente quiere a gente auténtica, con personalidad y no quiere copias exactas de otra persona”, dijo.

al

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios