Otra llamada al púlpito

En la tercera temporada de Preacher, Jesse Custer regresa a casa para enfrentar viejas rencillas y enemigos

El predicador Jesse Custer (Dominic Cooper) (CORTESÍA)
Espectáculos 01/08/2018 00:10 Mario P. Székely Actualizada 00:19

[email protected]

Los Ángeles.— Jesse Custer está en problemas, a pesar de haber enfrentado ángeles, demonios, vampiros y seres de ultratumba, incluso al mismo Hitler, en la serie Preacher, ahora debe regresar a casa para enfrentar a lo que le teme: su familia.

Todo esto en el arranque de la tercera temporada de la serie que coproduce Seth Rogen en la plataforma streaming Crackle.

“Todos pasamos por ese cosquilleo de regresar a tu hogar y toparte que hay temas que aún no has resuelto. Así le ocurre a Jesse (Dominic Cooper), quien retorna a su pueblo Angelville para buscar a su abuela, cargando en sus brazos a su amada fallecida Tulip (Ruth Negga) y acompañado por el psicótico vampiro Cassidy (Joseph Gilgun), con el deseo de que la viejita la resucite”, revela a EL UNIVERSAL Rogen, actor que hizo nombre en comedias como Superbad y Ligeramente embarazada.

En Preacher, Rogen es parte del motor de esta adaptación de la historieta de Garth Ennis y Steve Dillon, que se editara de 1995 a 2000 por la división adulta de DC Comics y que gira alrededor de un predicador que lidia con un ente de otro planeta en su interior, el cual lo hace ser el posible ser más poderoso del universo, después de Dios.

De hecho, el protagonista tiene como causa encontrarse con el Ser Supremo.

“Tal como nos entusiasmó del cómic desde que lo leímos, que combina en sus historias distintos géneros, vamos a seguirlo haciendo en esta tercera temporada de Preacher”, anuncia Rogen.

“Nos gusta que los personajes puedan abordar temas filosóficos y teológicos, mientras se vacían la pistola, o pueden caer al infierno y purgatorio, donde incluso pueden compartir celda con el mismo Führer”.

El termostato de Preacher subirá con la presencia del mismísimo diablo, quien se sienta a negociar con varios personajes de la serie.

El administrador del infierno es interpretado por Jason Douglas, conocido por sus intervenciones en las series Breaking bad y The walking dead como el personaje de Tobin.

“Elegimos a Douglas porque nos puede dar un Satanás con tono de voz neoyorquino, eso le trae un aspecto de cercanía y familiaridad, además de darle mucho humor al revelarnos que es astuto y conoce los modales callejeros. Además, quien como tipo rudo, te habla de forma directa, sabe negociar muy bien y posee un lenguaje florido para hablarte”, confiesa Rogen, quien se siente orgulloso de darle carta abierta a sus escritores de Preacher para que metan ideas descabelladas.

Con lleno total en la sala principal de la Comic-Con en San Diego, el panel de Preacher probó hace un par de semanas que la serie se ha vuelto de culto, contando con aficionados que se visten y caracterizan de sus personajes favoritos.

“Estoy muy orgulloso de Preacher, porque las historias siempre son impredecibles y ello hace una experiencia excitante a la que el espectador nunca sabe qué va a enfrentar. Incluso en un episodio ya tuvimos a Elvis”, remata Rogen, despidiéndose con su risa característica, siempre desenfadado, rebelde y original.

Comentarios