"Wenses y Lala": el amor y la violencia en México desde una banquita del teatro | El Universal
15 | SEP | 2019
Wenses y Lala
Wenses y Lala. Foto: Archivo

"Wenses y Lala": el amor y la violencia en México desde una banquita del teatro

27/06/2019
00:40
Janet Mérida
Ciudad de México
-A +A
Irene Azuela y Joaquín Cosío develarán la placa de 300 funciones el próximo martes en el Teatro Xola

De nada sirve que "Wenses y Lala", desde su banquita en medio del teatro, adviertan que están muertos y que lo que nos van a contar es la historia de su vida. Advierten desde el principio para que la gente luego no vaya a andar llorando, pero de nada sirve porque el llanto es inevitable al escuchar cómo esos dos (que podrían ser nuestros padres, tíos, amigos o nosotros mismos) han sido tocados por la suerte, el amor, la pérdida, la violencia y la injusticia de un país como México.

Cuando Adrián Vázquez hizo esta obra –titulada así, "Wenses y Lala"–, no pensó en la fortuna que tendría: se ha mantenido cinco años en cartelera y el próximo martes develarán su placa de 300 representaciones en el Teatro Xola, con Irene Azuela, Joaquín Cosío y Eduardo España como padrinos.

Wenses y Lala está inspirada en la historia de amor de mis padres. Recientemente murió mi madre y sí existe la necesidad de hablar de esta historia para intentar mantener la memoria viva. El personaje de Lala tiene casi todo que ver con mi madre, el nombre de mis padres aparece como el nombre de los padres de Wenses; su mamá, que es esta señora que los llama para que se metan a comer, hace lo mismo que hacía mi madre, el nombre del perro, el cómo se divertían”, contó el dramaturgo a EL UNIVERSAL.

Cuando sus papás vieron la obra, recuerda Adrián, fue un momento muy divertido porque ambos se reconocieron.

“Mi mamá me decía que por qué siempre la mataba en mis obras y yo le respondía que no era ella, o que no era algo que yo hiciera a propósito, pero también me decía es que le encantó verse reflejada”.

Autor de obras como “Los días de Carlitos”, “Los que sobran” y “Algo de un tal Shakespeare”, el también actor dice que no se ha enfocado en escribir tanto como quisiera, pero lo que ha hecho siempre tiene como fin contar historias que lo toquen de manera profunda, historias con las que sane o vuelva a vivir, y que de algún modo reflejen el México que habitamos.

“Creo que nosotros nos contagiamos de las cosas que sentimos, que nos duelen, desafortunadamente vivir en un país como este es tener la violencia a la vuelta de la esquina y no solo hablo de los asaltos, hablo de todo tipo de vejaciones”.

A diferencia de quienes dicen que el teatro es solo una forma de entretenimiento, Adrián asegura que uno no puede cerrar los ojos ante lo que ocurre ni aislarse totalmente. En "Wenses y Lala" se ve cómo la familia del protagonista es tocada, de manera brutal y cruel, por la violencia, por negarse a “sembrar” lo que unos extraños le ordenaron.

“Date cuenta del mundo en el que vivimos, ¿cómo vamos a cerrar los ojos y a no escribir eso?, a huevo que tenemos que escribir al respecto, hablar, mostrar como espejo este reflejo para que podamos tener la opción de no repetirlo, esa es mi función”.

Con su equipo de trabajo, Adrián está preparando cinco montajes nuevos, uno de ellos hace referencia a la infancia de su madre pero también al tema de las desapariciones forzadas, a cómo una familia se sobrepone a la violencia, sin dejar de lado otros sentimientos que inundan sus obras.

“Empiezo por mí, empiezo por hacer cosas que primero me gusten a mí,  esperando a que también le gusten a la gente”, agrega.

"Wenses y Lala" se presentará hasta el 27 de agosto en el Teatro Xola con funciones los martes a las 20:30 horas. La puesta en escena es protagonizada por Adrián Vázquez y Teté Espinoza.

al

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios