Orellana hace que oigan a Johnny

En la versión en español de Hotel Transilvania: Transformania, Cristóbal da voz al personaje humano a quien Van Helsing convierte en dragón

Orellana hace que oigan a Johnny
En el anterior filme el novio de la hija de Drácula casi no participó. Foto: NOTIMEX
Espectáculos 23/09/2021 02:02 César Huerta Actualizada 02:05
Guardando favorito...

En lo que será la nueva entrega de Hotel Transilvania el humano Johnny tendrá más participación en pantalla y eso tiene feliz a Cristóbal Orellana, quien le presta su voz al personaje.

El ex protagonista de High school musical: el desafío ya había sido escuchado en el anterior filme como el novio de la hija de Drácula, es decir su yerno, pero apenas y tenía participación.

“Ahora son varías líneas, casi la mitad de la película, ya la vi casi toda”, dice de buen humor.

“Por accidente se convierte en un dragón y todos los demás monstruos se transforman en humanos y creo eso es padre, es pensar cómo serían si lo fueran y además trae un mensaje padre la película”, agrega.

Hotel Transilvania: Transformania aún no cuenta con fecha exacta de salida. El tráiler salió en junio pasado.

La versión en idioma original traerá la voz de Andy Samberg (Saturday night live) en el personaje de Johnny.

Por ahora a Cristóbal se le puede ver en Todo, película vía Amazon Prime Video, en donde interpreta al esposo de un matrimonio que comienza a pensar si son el uno para el otro.

Y está en rodaje de El trip, al lado de Tatiana del Real (Gloria) y Frank Rodríguez) ubicada en los 80 en tierras tapatías.

“El protagonista se llama Marco y tiene una aventura en carretera con su novia, que es Tatiana. Tienen un accidente, hay un reflejo social y como está en los 80 se van a recordar muchas cosas bonitas”, dice el nacido en 1983.

“Yo tengo poco recuerdos de niño, pero sí de mis primos mayores con toda esa moda y la música, me acuerdo de grupos que estarán y que gracias al fanatismo de la época por parte del director podemos recordar”, agrega.

Cristóbal Orellana cuenta en su filmografía con producciones como Quiéreme tanto, Cada quien su santo y Un escenario para amar.

La historia sigue a un matrimonio joven, cuya relación comienza a ser cuestionada con la llegada de un amigo que escribe sobre cuestiones sexuales, poniéndolos a pensar.

Se rodó en seis días, en locaciones de la ciudad de Guadalajara, bajo la dirección de Frank Rodríguez, empleando varias secuencias y una cámara con presencia vouyerista para entrar a la intimidad de la pareja.

“Soy el esposo en este matrimonio que tiene sus defectos y hay algo que los hace dudar en ese momento. El personaje es machista, homofóbico, misógino, como el mexicano promedio”, detalla Orellana.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios