Narco colombiano escala a los Oscar

Pájaros de verano, que recopila relatos en torno a la marihuana, es fuerte candidata a Mejor película extranjera

Narco colombiano escala a los Oscar
El filme está inspirado en la región colombiana de la Guajira y retrata a una familia tradicional. PIMIENTA FILMS
Espectáculos 17/12/2018 00:02 César Huerta Ortiz Actualizada 00:03

[email protected]

Hace 10 años, Cristina Gallego y Ciro Guerra fueron a la región colombiana de la Guajira y oyeron varios relatos de cómo la marihuana fue apoderándose de ella y destruyendo pueblos hace más de 50 años.

Los dos se quedaron con esa idea y comenzaron a bosquejar algo que se convertiría en la película Pájaros de verano.

Los protagonistas serían miembros de los wayúu, un pueblo con tradiciones centenarias que comienza a disolverse a causa del dinero y los inicios del narco.

“Es una tragedia sobre el conflicto entre lo tradicional y la modernidad y toca muchos temas del narco”, dice Gallego, codirectora colombiana de la cinta.

Pájaros de verano, que estrenó este fin de semana en salas nacionales, es considerada por la crítica como una de las fuertes candidatas para estar en las nominaciones por el Oscar 2019 a Mejor película de habla no inglesa.

Ganó el premio Fénix a lo mejor de Iberoamérica y fue reconocida en festivales como los de Londres, Cairo y Chicago.

La historia sigue a Rapayet (José Acosta), un hombre que para poder conseguir la dote que pide la familia de la mujer que ama (Natalia Reyes, Cumbia ninja), ve en la marihuana una fuente de ingresos. Esto, luego de que un grupo de jóvenes estadounidenses preguntara dónde podía adquirirse.

“Nos enteramos de eso por tradición oral, historias que nos fueron contadas y se han escrito algunas novelas sobre el tema; es nuestra historia también como colombianos, hemos tenido cerca esa realidad”, señala Gallego.

Carmiña Martínez (Hábitos sucios) lleva el peso de la familia tradicional. Hubo varios actores naturales que participaron en el rodaje y se dejó que varios diálogos se hablaran en la lengua original de la zona.

“Se filmó en el desierto de la Guajira, al extremo norte de Colombia, que está en el límite con Venezuela y las condiciones climáticas eran de mucho viento, tuvimos en las primeras semanas tormentas de arena”, recuerda.

“Ahí estuvieron antes los actores en un encierro de tres días para saber lo que era vivir en ese lugar y eso nos fue acompañando en todo el proceso”, agrega.

El guión estaba escrito en 2014, pero se atravesó el rodaje de El abrazo de la serpiente, dirigida por Guerra, que alcanzó nominación al Oscar en la categoría de Lengua extranjera.

Y ahora se encuentra a punto de repetir. Por ahora, Pájaros de verano, en la que también actúan Natalia Reyes y José Acosta, se estrena este mes en Italia y Alemania, esperando lanzamiento en EU en enero o febrero.

Temas Relacionados
Cristina Gallego Ciro Guerra Guajira

Comentarios