Le entran chavos con sillas de ruedas al slam

Los regios con su "Chuntaro style" pusieron a bailar a los chavos que disfrutan el 20 aniversario del Vive Latino

El Gran Silencio arma slam
El Gran Silencio arma slam. Foto: AFP
Espectáculos 17/03/2019 19:10 Janet Mérida Ciudad de México Actualizada 19:53
Guardando favorito...

Justo en el clímax, cuando la gente estaba con la energía hasta arriba, bailando y cantando con El Gran Silencio, entre la multitud se levantaron dos sillas de ruedas de jóvenes que decidieron no estar en la zona destinada por el festival, sino en el slam, con el calor y la vibra de los que no dudaron en alzarlos. Uno de ellos abrazaba la bandera de México.

Cuando las pantallas los enfocaron, sonrientes, todos gritaron de alegría y siguieron cantando "Círculo de amor" y luego "La vida".

La banda originaria de Monterrey se presentó este domingo en el escenario principal del Vive Latino, en la edición de aniversario por 20 años. Al mismo tiempo, El Gran Silencio aplaudió sus 26 años armando slam donde quiera que se paren, como en esa plaza en la que nadie se quedó quieto.

cano_el_gran_silencio.jpg

Su participación comenzó a las cinco de la tarde con un tema emblemático, el "Chúntaro Style".

"¡El gran silencio está presente, cabrones!", gritó Cano, el vocalista, ante una plaza donde había de todo, menos silencio.

Un chavo entre la gente se quitó la playera y con paliacate en la cabeza bailó toda la canción. Se hizo un pequeño círculo en torno a él de gente que le aplaudía y al mismo tiempo coreaban la canción.

Poco después se les fue la luz unos segundos -dijeron- y tuvieron que afinar instrumentos de nueva cuenta para entonar una canción que hizo a todos soltar un " ¡Ayyyy!", era "Tonta canción de amor".

Pese a los candados de seguridad de este tipo de festivales, siempre ronda un olor a mariguana, que esta tarde acompañó al grupo en una canción sobre el tema. 

"¡Alza la mano si te gusta la mariguana, alza la mano si te gusta fumar!" cantaron y todos aplaudieron y alzaron las manos.  

De vez en cuando, una persona disfrazada de Freddie Mercury cruzaba por encima de la gente con una tirolesa.

El concierto no solo tuvo ska, también hubo polkas, cumbia, Raggamuffin, mezclados con rap.

"Time" y "Cumbia Lunera" también sonaron en el lugar.

En la recta final, Tony Hernández dedicó "La Vida" a su hijo recién nacido, Santino. Todos cantaron y celebraron con él la llegada de esta nueva vida y la vida misma.

al

Temas Relacionados
Vive Latino ska cumbia
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios