Garrett, por encima de las críticas

Cuando el 99% de la gente le dijo al violinista alemán que su crossover no funcionaría, lo hizo. “La gente se equivoca, pero supone que está bien”
Garret llega a México este mes para dar cinco shows. Foto: WESTWOOD
05/10/2018
00:00
Nora Marín
-A +A

[email protected]

Bucarest.— Cuando hizo el crossover de la música clásica a la popular, 99% de la gente le dijo que no iba a funcionar y en la compañía de discos le advirtieron que lanzarían 50 copias. De cualquier manera, David Garrett lo hizo y las críticas le llovieron.

“Beethoven se levanta de su tumba para decirle a este hombre que se detenga”, “realmente fue un destacado violinista clásico. Una esperanza para la música clásica. Se fue. Ahora él es un joven André Rieu”, “esto no es David Garrett que escuché cuando era más joven. Es bueno pero es tan falso y sin gusto”, son algunas de ellas.

Pero le dio lo mismo, las críticas, dice en entrevista exclusiva, no le afectan pues son parte del día a día.

“Es normal, las críticas son importantes para los artistas, pero hay que tomar las buenas cosas. Primero tienes que aprender a tomar distancia. Honestamente he escuchado decir toda mi vida a la gente: ‘Esto no es bueno, no puedes hacer esto…’. No estaría hoy en este lugar si al principio, cuando hice el programa de crossover, casi 99% de la gente me dijo que nunca iba a funcionar… Así que, ¿sabes qué? escuchar a la gente puede ser bueno, pero no es necesario”, comenta en el bar del hotel, antes de volver a Berlín.

Para el violinista alemán es mejor valorar otros elementos.

“Lo más importante es cuando tú crees. Por supuesto debes tener bases como músico y en cualquier cosa que haces en tu vida, pero más allá de eso debes escuchar tu voz interna”, sugiere el violinista, quien ha hecho de las playeras, gorras, tatuajes en los brazos y anillos parte de su look.

Garrett, de 38 años, tuvo una formación de música clásica; Vivaldi, Mozart, Beethoven y Bach eran parte de su repertorio habitual hasta hace una década que decidió incorporar metal, rock, pop y folk, entre otros géneros. Así, de su Stradivarius ahora salen versiones de clásicos de Guns N’ Roses, Coldplay, Metallica, Billy Joel, Paul McCartney, Elton John y hasta de filmes de Disney (Frozen).

“Cuando estaba preparando mi primer demo para presentar en Alemania en una compañía de discos, fui con el jefe para que escuchara el disco completo, me miró y me dijo: ¿sabes? Vamos a hacer 50 copias; salí devastado porque obviamente no me firmaron, eso estaba claro, pero un par de semanas después alguien lo hizo y ese disco vendió 600 mil copias”.

Hoy tiene claro el camino y sabe que esta experiencia puede servirle a otros que sueñan con ser músicos.

“Yo les digo: sueña pequeño, no esperes una carrera, pero es importante esperar mucho de ti mismo. Para mí nunca fue una ambición tener una gran carrera, era más importante ser tan bueno como podía ser, haz las cosas que amas hacer, hay que ser creativo, inventar cosas, si no, no funciona. La gente se equivoca y supone que está bien. Todo lo que digo es: enfócate en ti mismo, no dejes de esforzarse, tómate tu tiempo y no sueñes grande porque puedes decepcionarte, ve día por día, sé lo mejor que puedas ser y alguien más va a darte tu lugar”, dice.

Su defición de éxito, agrega, es hacer lo que se ama.

“No hay nada más importante que tu felicidad… No es el éxito, no es el dinero, nada se compara con el sentimiento de felicidad cuando sabes que estás haciendo lo que quieres”.

A lo largo del camino le han llamado de distintas formas, entre ellas, el David Beckham de la música clásica.

“Es un gran cumplido, él tiene varios logros en su vida, no sólo el futbol, también engancha con diferentes públicos y patrocinadores. Cuando comencé a hacer el crossover también busqué enganchar a un nuevo público y fue muy interesante llegar gente que no estaba tan familiarizada con la música clásica”.

Estará en México para cinco conciertos en Mérida, Monterrey, Guadalajara y el Auditorio Nacional de la Ciudad de México 2 y 3 de noviembre, como parte de su Explosive Tour,

“Voy a ir con mi banda y por primera vez con este programa de Explosive que, como siempre, es muy alegre, emocional. Estoy emocionado de presentarme en México”, dice el músico, quien retomó su gira en esta ciudad, tras haberse sometido a tratamiento para tratar una hernia discal que lo obligó a cancelar sus diversas presentaciones en Europa.

Mantente al día con el boletín de El Universal