X

Hace 70 años María Félix regresó a México con 32 maletas y dos perritos

La diva del cine mexicano cumpliría hoy 108 años de vida; falleció hace 20 años y siete décadas atrás era recibida como una heroína en el aeropuerto de la Ciudad de México

María Félix
Archivo EL UNIVERSAL.
Espectáculos 08/04/2022 00:45 Reyna Avendaño Ciudad de México Actualizada 07:31
Guardando favorito...

Cuando María Félix murió, hace 20 años, fue despedida con mariachis en el Panteón Jardín, no podía ser diferente, era una de las grandes figuras de la Época de Oro; cuando volvió a México luego de  tres años de ausencia, la actriz nacida en Álamos Sonora en 1914 fue recibida con bombo y platillo en el aeropuerto de la Ciudad de México, también al ritmo del mariachi; curiosamente uno de sus últimos maridos es considerado de los mejores intérpretes de este género, Jorge Negrete; la vida de esta diva siempre estuvo ligada al mariachi de su amado México.  
 
La tarde del 30 de agosto de 1952, la actriz regresó a la capital tras de trabajar en varios proyectos cinematográficos en el extranjero, fue recibida por tres mil personas que se aglutinaron debajo de una de las torres de control del aeropuerto. 

Lee también: La Doña, la mujer que no le temió a la muerte 

maria_felix_llega_mexico_.jpg
Hemeroteca EL UNIVERSAL. 

 
María lucía radiante y feliz mientras bajaba del avión saludando a su público, quienes le llevaron ramos de flores, pancartas y mariachi; una algarabía reinó esa tarde en el aeropuerto y sus alrededores, uno de los rostros más bello de la pantalla volvía triunfante, feliz, pero también cansada, pues llevaba varias horas sin descansar debido a las despedidas que le organizaron los paìses vecinos a su paso. 

Lee también: El amor prohibido de María Félix; la historia detrás del incesto de “La Doña”

maria_feliz_regreso_mexico_.jpg

 
“Tenía  hambre  de  volver  a la  Patria”,  dijo  al  bajar  del avión  después  de  tres  días de  no  dormir; fue tanto el alboroto y la euforia de la gente que  el  actor y luchador  Crox  Alvarado tuvo que rescatarla de entre el público, cargarla y llevarla al potente Cadillac que la esperaba para llevarla a una suite en el Hotel Regis, en pleno corazón del Centro Histórico. 
 

María se reencontró con su madre y su país

Entre abrazos y besos fue como María y su madre, la señora Josefina Guereña se reencontraron después de haber estado separadas por semanas, pues la actriz concretó proyectos en Europa y Sudamérica, donde por cierto recibió tumultuosos elogios, uno de ellos, en Chile, muy efusivo, tanto que “casi le arrancan el brazo” a su hijo Enrique, así lo contó Félix a EL UNIVERSAL.

Lee también: María Félix, el lugar donde reposa la "mujer sin alma"
 
Además de que “La Doña” regresó con muchas ganas de comer platillos mexicanos, volvió con una montaña de maletas, 32 para ser exactos, así lo reportó este diario, donde se publicó una fotografía del equipaje de la actriz, amante de las joyas y las pieles. 

maria_felix_maletas_.jpg
Algunas maletas de María Félix. Hemeroteca EL UNIVERSAL. 
 
 
En otra de las instantáneas se observa a la protagonista de “Tizoc” abordo del Cadillacs que la llevaría al Hotel Regis; la multitud rodea el vehículo con la esperanza de ver un poco más de cerca a una de las mujeres que le robó el corazón del público mexicano de la época. 

maria_felix_diva.jpg
La actriz y su madre, asediadas por los fans. Hemeroteca EL UNIVERSAL. 

 
No sólo fueron maletas las que trajo de regreso a México la diva, también un par de perritos, uno de ellos tuvo que ser transportado en una  jaula, mientras que el otro se dejó fotografíar por los periodistas que no perdieron detalle de este evento que terminó en una reunión muy especial.

maria_felix_mascota_.jpg
Hemeroteca EL UNIVERSAL. 

 
En la suite en la que se hospedó la estrella de cine, también llegaron el productor Gregorio Wallerstein, el director Julio Bracho, los actores Andrea Palma, Beatriz Ramos, Crox Alvarado, Bárbara Gil, Miguel Torruco, Tito Davison, entre otros. 
 
“Fue un día de fiesta en el aeropuerto”, declaró Carcho Peralta, propietario del majestuoso Regis, refiriéndose a la llegada de la actriz, quien permaneció en esas instalaciones mientras su casona de Tlalpan terminaba de ser acondicionada para recibirla.
 
La actriz, que murió de un infarto el 8 de abril de 2002, mientras dormía en su residencia de Ciudad de México, fue despedida por mariachis con canciones como "Cielito lindo", "María de todas las Marías", "Amor eterno" y la legendaria "María Bonita", que le dedicó el músico Agustín Lara tras su luna de miel en Acapulco. 
 
Sus restos reposan en el Panteón Francés de la capital mexicana, donde también están enterrados sus padres y su único hijo, Enrique, abogado y actor, fallecido en 1996.

maria_felix_el_universal.jpg
Publicidad de María Félix en octubre de 1952. Hemeroteca EL UNIVERSAL. 

 
Su mausoleo conserva flores en su interior y una foto de María sonriendo junto a su hijo Enrique.
 
Sus restos descansan en medio de la tranquilidad, a la sombra de los árboles y junto a tumbas casi abandonadas por completo. Dos flores en el piso reposan afuera del oscuro aposento de “La Doña”, el cual resalta entre las tumbas grises que se encuentran alrededor.  
 
Luego de haber participado en casi 50 películas, su última incursión artística la realizó en 1998, ya con avanzada edad, con el disco "Enamorada" en el que incluyó tangos y algunas melodías en francés.
 

 
 rad 

 

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal
Las Indispensables

Termina tu día bien informado con las notas más relevantes con este newsletter

Al registrarme acepto los términos y condiciones