24 | MAR | 2019
Lucila Mariscal iba a ser "santera" en Miami
Foto: Archivo

Lucila Mariscal iba a ser "santera" en Miami

18/10/2018
00:09
Sughey Baños
Ciudad de México
-A +A
La actriz dijo que le dio miedo y se fue. Ahora su confianza está puesta en Dios

[email protected]

Lucila Mariscal, mejor conocida por su personaje de Lencha, ha pasado por problemas de salud difíciles, que la han llevado a buscar remedios en terapias alternativas y hasta de manera espiritual en ritos yorubas o de santería.

Iba a ser santera cuando trabajaba en Miami. Allá estuve año y medio con don Francisco, entonces ahí conocí un santero muy 'fregón' y me dijo que me le uniera, total que ya andaba hasta con mi vestido blanco, mis collares y mi gallina negra, pero me dijeron que le iban a dar 'chicharrón' entonces empecé a sentir feo y comencé a ver como estaba armado el asunto, me dio miedo y me fui”.

La actriz expresó que ahora su confianza está sólo puesta en Dios, de quien asegura ha recibido señales muy claras de su presencia e intervención en su vida.

Yo estoy con el de arriba, entonces estando con él quién contra mí. Tengo muchas pruebas de la existencia de Dios, me atrevo a decirlo porque las he vivido y fuerte, por ejemplo, ver una luz cegadora en la puerta y al cubrir un poco mis ojos con la mano se desapareció, o de escuchar una voz diciendo ¡Lucila! Cuando yo tome una pistola y me la metí en la boca. Por eso creo firmemente en Dios y no tengo vacilación”.

El retiro no puede concretarse para Mariscal en este momento, porque además de la puesta en escena "Entre ellas", la comediante también tiene en puerta otra titulada "Luminaria", pero en el momento que tenga que dar ese paso, no se iría a descansar sino a trabajar en un proyecto turístico.

“Es un terreno que tengo en el campo padrísimo donde pasan las águilas, ahí construiré unas cabañas para rentarlas y viviré en una”.

Uno de los problemas de salud que Lencha ha enfrentado, son problemas en la cadera y las rodillas que se han desgastado por su peso, pero a pesar de que los médicos le dijeron que necesitaba prótesis decidió no ponérselas y sí intentar bajar de peso.

Es increíble que a esta edad caminemos, yo camino con dificultad pero camino con alegría, pienso que esa es la base y la actitud para estar bien, sentirse mejor y poder dar todo”.

nrv

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios