Suscríbete

Bajó de peso por “susto” con “Cantinflas”

Espectáculos 22/05/2018 00:05 Reyna Avendaño Ciudad de México Actualizada 11:30

La actriz confesó perdió cuatro kilos por lo nerviosa que se sentía por trabajar junto a Mario Moreno

Es recordada como una mujer guapa, sensual y talentosa que lució con gracia sus curvas al ritmo de mambo junto a “Resortes”, en la pantalla grande recibió serenata de Pedro Infante y llenó de erotismo tres películas de Luis Buñuel.

Con el cineasta Luis Buñuel trabajó en tres cintas, “Subida al cielo” (1952), “Abismos de Pasión” (1953) y “La ilusión viaja en tranvía” (1953), considerada una de las mejores películas del cine mexicano.

Aquí aparece junto a Cantinflas en la película "El analfabeto" de 1960.

Por la flojera de aprender inglés, Lilia Prado se dio el lujo de rechazar propuestas en Europa y Estados Unidos para trabajar en cine, según lo platicó a El Universal en una entrevista del año 2000.

Los medios de la década de los 50 hablaban de ella como la actriz que encantaba por “su espléndida anatomía y sus muy peligrosas curvas”.

Y es que Prado fue considerada un sex symbol en su época, su peculiar forma de bailar y la manera de interpretar sus personajes en las historias de cine, son un referente del cine de oro.

La actriz aseguró sus piernas en 100 mil pesos. Hoy se cumplen 12 años de su muerte.

En el ocaso de su carrera Lilia Prado aceptó interpretar un personaje que muchas actrices rechazaron, se trató de una mujer cacariza en la película “La India” (1976), donde tuvo que aparecer con la piel picada de viruela y un ojo empequeñecido.

Lilia Prado murió en la Ciudad de México el 22 de marzo de 2006 debido a una enfermedad renal que se complicó con una falla pulmonar y que devino en un infarto.

Lilia Prado y Mario Moreno “Cantinflas” actuaron juntos en la cinta El analfabeto (1961), en  una entrevista de 1960, la actriz confesó que había perdido cuatro kilos por lo nerviosa que se sentía de filmar junto a “Cantinflas”, pues el histrión la desconcentraba con sus constantes improvisaciones.

“El susto de Lilia Prado que le ha ocasionado la pérdida de cuatro kilos, proviene de que Mario Moreno es un actor muy difícil de seguir por los otros artistas, porque él se aparta del guión e improvisa lo que en el momento del rodaje le viene a la cabeza”, se lee en las páginas de EL UNIVERSAL del viernes 28 de octubre de aquél año.

La nota, detalla que durante el rodaje, una escena se tuvo que repetir tres veces y en cada ocasión “Cantinflas” dijo algo diferente, eso sí, igual de oportuno y divertido gracias a su facilidad de improvisación, sin embargo esto provocó que Lilia Prado perdiera la concentración.

El analfabeto fue una comedia mexicana dirigida por Miguel M. Delgado en la que también participó Sara García.

Antes de imprimir este e-mail y sus documentos, piense bien si es realmente necesario.

nrv

Comentarios