Suscríbete

Imagine Dragons, la corona del festival

La banda estadounidense cerró el segundo día del encuentro musical, donde cantó “Cielito lindo”

Imagine Dragons, la corona del festival
La agrupación estadounidense mostró su amor por México portando una bandera tricolor (FOTOS: NADYA MURILLO. EL UNIVERSAL)
Espectáculos 19/11/2018 00:11 Janet Mérida Actualizada 00:50

[email protected]

 En punto de las 23:00 horas se vivió una de las últimas explosiones de energía del Corona. Imagine Dragons hizo esperar unos minutos a la audiencia pero de pronto las luces se encendieron y comenzó “Radioactive”. Muchos, al escuchar el tema, corrieron al escenario y otros se acercaron bailando

 “Te extrañamos, Ciudad de México, aquí estamos, vivos, juntos, en esta hermosa noche, ¿estás con nosotros?”, gritó el vocalista Dan Reynolds tras la primera canción.
Entonces, enfundado en una bandera de México, expresó: “Este es un lugar de amor, de paz”.

La banda estadounidense, que de paso está estrenando su sencillo “Machine”, de su nuevo álbum, interpretó “It’s time”.

Paralelamente, en las redes sociales, el atuendo del baterista Daniel Platzman era comparado con los del ex portero mexicano Jorge Campos, por su colorido.
Pero en el Autódromo eso a nadie le importó porque ahí se escuchaba a la banda cantar “Cielito lindo”, que enloqueció y a la que se unieron las voces del público en lo que prometía ser una presentación hecha para complacer a los fans.

Una jornada tranquila. Entre el gentío de la segunda jornada del Corona Capital, por la tarde, el paisaje era variado: un grupo de amigos se tomaba fotos de esas que bien podrían llevar la frase: “como que no me doy cuenta y veo pensativo al escenario”; a su lado, unas chicas bailaban luciendo sus orejas de conejo, todo bajo la enorme rueda de la fortuna que se levantaba como un ojo enorme, expectante de todo lo que ocurría abajo, en los cuatro escenarios del festival y las 86 mil 500 almas que acudieron ayer al lugar, superando la cifra del sábado según los organizadores.

Algunos asistentes, con mapa en mano, buscaban las mejores opciones musicales o su escenario. A diferencia del sábado, el clima de ayer fue agradable.

San Fermin, Bad Sounds, Arizona y Max actuaron las primeras horas.

Entre la música de Deaf Havana de un lado y The Lemon Twigs de otro, alrededor de las 18:00 horas, un río de gente se encaminó hacia el escenario Corona para escuchar a The Neighbourhood, agrupación estadounidense creada en 2011 y con temas como “Scary love” y “Daddy issues”.

Otros de los invitados más esperados fueron los chicos de MGMT. Los estadounidenses salieron al escenario a las 20:20 horas generando un buen alboroto en el escenario Corona.

“Esto es una locura, hay mucha gente aquí” dijo el vocalista Andrew VanWyngarden al inicio de su participación y juntos hicieron referencia al amor por este país.

Muchos de sus seguidores se arremolinaron a los pies del escenario pero otros se quedaron en el pasto, atrás, con espacio suficiente para bailar y cantar temas como “Electric feel” y “Kids”, de sus más grandes éxitos.

Al terminar esta última, hubo un éxodo considerable, pues a las 21:20 horas (minutos después), los de Nine Inch Nails se presentarían en el Doritos Búnker, pero otros tantos se quedaron para disfrutar de su participación completa.

Este 2018 lanzaron su disco Little dark age, que incluye canciones como “She works out too much”, “When you dies” y “James”.

Ya para las 21:20 horas, el Doritos Búnker recibió a Nine Inch Nails, banda nacida en 1988 en Estados Unidos y que ayer reunió a un gran público en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

La banda salió puntual y sus músicos encendieron el escenario con temas como “Mr. self desctruct”, “The hand that feeds”, “The perfect drug” y “Closer”.

Comentarios