19 | DIC | 2018
Le habían aconsejado que no denunciara. (RICHARD SHOTWELL/INVISION/AP)

Rose McGowan detalla su drama, en Brave

31/01/2018
00:02
Redacción / Agencias / GDA / La Nación
-A +A
En el libro sobre su biografía, relata cómo fue agredida por Harvey Weinstein y por qué tuvo que callar

La actriz Rose McGowan reveló detalles de la violación que sufrió por parte del productor Harvey Weinstein, en los años 90.

Refiriéndose a él como “el monstruo”, McGowan recordó el incidente en su autobiografía Brave, que está por salir a la venta en EU.

Ocurrió en el festival de Sundance de 1997. Llegó a la suite de Weinstein para un encuentro que, ella pensó, sería para hablar de su carrera, pero el productor la empujó en una habitación con jacuzzi y le quitó la ropa, lo que dejó a la actriz petrificada.

Weinstein la sentó en un costado del jacuzzi y le hizo sexo oral mientras se masturbaba.

“Gime ruidosamente; en medio de mis lágrimas, veo su semen flotando sobre las burbujas”.

En aquel momento le aconsejaron a Rose que no emprendiera acciones legales, pues nadie le creería.

La propia actriz escuchó a Weinstein hablar con personas para decirles que no trabajaran con ella.

Ese no fue el único incidente de agresión sexual que Rose vivió, pues en el mismo libro recordó que a los 14 años le metió la lengua en la garganta y le tocó los senos.

En Brave, la actriz relata los traumas que precedieron durante su vida a su encuentro con el productor estadounidense.

En Italia, su familia formó parte de la secta Hijos de Dios, que practicaba la poligamia. Los líderes de aquel grupo empezaron a promover el sexo con menores de edad y entonces sus padres decidieron irse a EU.

Ya estando en América, cuando tenía 15 años, se fue de su casa y unos años después llegó a Hollywood.

De su relación con Robert Rodriguez dijo que se aprovechó de que le contó su incidente con Weinstein. En su libro, McGowan acusa de maltrato al director; según Rose, Rodriguez enloqueció de celos, acusándola de estar enamorada del realizador Quentin Tarantino.

Sobre Marilyn Manson —con quien estuvo casada— escribió que lo amaba, pero ya no podía mantener el ritmo de su estilo de vida.

La actriz y el rockero fueron, entre 1998 y 2001, una de las parejas más controvertidas del star system americano. Fue 14 años años después de su ruptura que la intérprete reveló los motivos de la separación. Dijo que cortó con el cantante debido a los “estilos de vida diferentes” de ambos.

La molestia por los Globos de Oro. El público y los medios estuvieron pendientes de la respuesta pública que los artistas dieron en la ceremonia de los Globos de Oro a los numerosos escándalos sexuales que se han revelado en los últimos meses en Hollywood a raíz del escándalo en torno a Harvey Weinstein.

Inspiradas en la campaña Me Too (yo también), actrices como Meryl Streep, Jessica Chastain o Emma Stone vistieron de negro sobre la alfombra roja para denunciar el acoso.

Pero Rose McGowan, al igual que Asia Argento y Rosanna Arquette, tres de las voces que iniciaron las acusaciones contra el productor de Hollywood Harvey Weinstein, tildaron de “farsa” la gala de los Globos por no haber sido invitadas a la ceremonia.

“Nadie debería olvidar que fuiste la primera en romper el silencio”, escribió Argento en Twitter sobre McGowan. Rose respondió: “Ninguna de esas estrellas que hoy visten de negro para honrar nuestras violaciones habrían movido un dedo. No tengo tiempo para la farsa de Hollywood”.

Argento contó en la red social que ni fue invitada a la ceremonia ni a participar en la iniciativa Time’s Up (“el tiempo se ha acabado”).

Además, en respuesta a un tuit anterior de la actriz Rosanna Arquette, en el que también señalaba que no había sido invitada a la gala, Argento señaló que habría sido “deprimente” participar. “Las víctimas no tenemos suficiente glamour”, sentenció.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios