Ivonne, agradecida con Dios y la vida

En la recta final de grabaciones de la telenovela Las malcriadas , la actriz platicó sobre su hija

Montero participa en la telenovela que se transmite por Azteca (ALONSO ROMERO. EL UNIVERSAL)
Espectáculos 15/11/2017 00:09 Janet Mérida Actualizada 00:50

[email protected]

Desde antes que su hija Antonella naciera, Ivonne Montero supo que tendría que librar varias operaciones de corazón y lo caras que éstas resultaban pra ella. Incluso recuerda que un médico le dijo que una cirugía de corazón podía llegar a costarle 6 millones de pesos. Afortunadamente no ha tenido que pagar nada.

“No he pagado un solo peso de los tratamientos de mi hija, no hay manera de agradecerles a Dios, a la vida, a los doctores y a esa persona que me dio la hoja del seguro popular. La gente cree que uno nada en dinero y no, uno vive también al día. Afortunadamente tenía yo ese seguro popular, que te dan al no tener IMSS e ISSSTE. Los actores no estamos protegidos de esa manera pero tengo seguro popular y a raíz de eso mi hija también”, dijo en la recta final de grabaciones de la telenovela Las malcriadas, que se transmite actualmente por Azteca.

Actualmente, su hija de cuatro años es una apasionada de deportes como el futbol y el taekwondo, que puede realizar siempre y cuando esté atenta de su cuerpo, pues aún tiene una cirugía pendiente para su corazón.

“Sigue pendiente esa pequeña cirugía de corazón que ya no tendría que ser a corazón abierto sino por medio de un catéter le harían la colocación de una válvula de la arteria pulmonar para terminar con la fisiología que tenía su corazón”, comenta la actriz.

“Esa cirugía está pendiente, le hicieron estudios y salió una anomalía compleja pero cuando la abrieron y vieron cómo está el corazón se dieron cuenta que necesitaba mayores correcciones, su corazón tuvo muchos cortes, le pusieron muchos tejidos”, relató con los ojos humedecidos.

El próximo año se sometería a otra cirugía para corregir un quiste, pero de ahí en fuera, Ivonne comparte que Antonella es una niña normal que ya espera la llegada de Santa Claus. Ivonne no duda que Antonella recibirá varios regalitos.

Comentarios