Ferdinando Valencia no está enojado con Dios
29 | MAR | 2020
Ferdinando Valencia y su familia
Ferdinando Valencia y su familia. Foto: Instagram

Ferdinando Valencia no está enojado con Dios pese a muerte de su hijo

20/02/2020
11:32
Janet Mérida
-A +A
El actor Ferdinando Valencia ha vuelto a la televisión luego de la dolorosa pérdida de Dante. Actuará en la telenovela “Como tú no hay 2”

El actor Ferdinando Valencia ha vuelto a la televisión luego de la dolorosa pérdida de Dante, uno de sus mellizos junto a Brenda Kellerman. La pareja ha logrado salir adelante junto al pequeño Tadeo y aunque hay dolor y sufrimiento, Ferdinando afirma que no está enojado con Dios. 

“Sé convivir con el dolor, sé aceptarlo, sé perdonarme cuando me duele algo, perdonar a la vida, muchos me dicen que si me enojo con Dios, pero yo no tengo que perdonar a quien me ha dado todo, estoy feliz con él, con lo que me ha dado”.

El ser actor, afirma, no hace que su dolor disminuya, ya que esta carrera potencia los sentimientos, pero sí le ha ayudado

“Trato de fluir, gozo mi carrera, la disfruto, y si me preguntan si es terapia, no lo sé porque no pienso en eso, voy viviendo con mis circunstancias”.

El actor es parte del elenco de la telenovela “Como tú no hay 2”, protagonizada por Adrián Uribe y por Claudia Martín. La historia, que tiene toques de comedia, se estrenará este lunes a las 20:30 horas por Las Estrellas.

Aunque ahora ya se encuentra de vuelta en el mundo de la actuación, Ferdinando dice que sus prioridades son muy claras: procurar que su hijo sea feliz, más allá de que México tenga serios problemas de inseguridad.

“Será un gran éxito que mi hijo salga para adelante y se convierta en un buen hombre, quiero forjar un hombre de valores. La regla para él es que busque su felicidad y en ese sentido lo vamos a orientar, yo aquí estoy para darle mi corazón”.

Ferdinando y Brenda tienen un canal de Youtube en donde comparten cosas de su día a día y que los ha acercado con el público, de quienes han recibido apoyo incondicional.

“A mí me llegan mensajitos y a veces reposteo lo que me mandaron, que es una forma de agradecer y aterrizar el lado humano del artista porque de repente no sé por qué verlos como si fueran dioses, me choca”.

En cuanto a la posibilidad de ampliar la familia, expresó.

“No lo sé, hay muchas cosas que se viven de manera personal, que no se manejan en un discurso, yo la tengo que dejar a ella, a veces pienso que ella la ha pasado peor que yo, eso dice la teoría, que a veces no me explico cómo podría ser, porque yo no la he pasado nada bien”.

rad

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios