El tic que Grediaga aprendió de Cuarón

El cineasta le compartió sólo algunos ademanes para dar vida a su papá en ROMA

El tic que Grediaga aprendió de Cuarón
Jorge Antonio Guerrero (al centro) y Fernando Grediaga (der) durante la proyección de ROMA en Tlatelolco. (IRVIN OLIVARES. EL UNIVERSAL)
Espectáculos 26/12/2018 00:06 César Huerta / Corresponsal Actualizada 00:21

[email protected]

El papá de Alfonso Cuarón tenía un tic que era, con la lengua, tocarse las esquinas del bigote. Ese dato se lo dio el propio realizador mexicano al no actor Fernando Grediaga, durante el primer día que se vieron para trabajar en ROMA y éste trató de incorporarlo al filme.

Grediaga, buscador de talento de la disquera Universal Music México, había sido seleccionado por el ganador del Globo de Oro por Gravedad, para darle vida a su papá.

“Él (Alfonso) me iba diciendo ciertos detalles, como tics; (el del bigote) nunca me lo volvió a decir y traté de no abusar de él, al final no he encontrado una parte donde se vea, pero cuando voy (el personaje) en el auto, como que se ve que lo estoy haciendo”, comenta el entrevistado.

Recuerda que ambos se conocieron en un concierto de Radiohead en el Palacio de los Deportes y el llamado Charolastra mayor no le quitaba la vista.

Días después lo buscó y lo convenció, no sin tener resistencia inicial por parte de Gradiaga, para hacer las pruebas.

“¡La verdad tengo pánico escénico, sudo y me da taquicardia!”, bromea Fernando.

En la cinta, actualmente exhibiéndose en salas independientes nacionales y en la plataforma Netflix, su personaje engaña a su esposa (Marina de Tavira), mamá de los hermanos Cuarón.

La historia está basada en las memorias del director de Y tu mamá también y Niños del hombre, haciendo a la vez un homenaje a la mujer que fue su nana, Cleo.

Grediaga no quiso investigar de más sobre el papá de Cuarón y dijo que dejó únicamente lo que el cineasta le contaba.

“No me quise meter, pero me puse a leer cosas de la época (1971) y ver películas más para que no se me salieran palabras que no fueran de esos años. Ese fue mi único proceso y los detalles que me daba él”, recuerda.

Muchos cantantes, como Leonardo de Lozanne, han incursionado en la actuación y aseguran que conocer el ritmo musical ayuda, de cierta forma, a tener el timming de la actuación.

“Por suerte estoy en el ambiente artístico y es muy parecido”.

Temas Relacionados
Universal Music México Roma Netflix

Comentarios