El sexo no es como lo pintan

El terreno que antes poseía el cine erótico, cuya hipersexualización generaba expectativas grandes e irreales, especialmente en adolescentes, lo toman hoy la series que, salvo excepciones, son un ejemplo distorsionado que debe ser visto como ficción

El sexo no es como lo pintan
Fotos: Netflix
Espectáculos 05/07/2021 02:40 Araceli García Actualizada 19:09
Guardando favorito...

El estilo de vida de los protagonistas de la serie Élite no se parece a la de ningún adolescente promedio, salvo en casos muy excepcionales.

Jóvenes extremadamente bellos, con cuerpazo, mucho dinero y una agenda llena de fiestas y sexo son, para la sexóloga Paulina Millán, parte de una trama exagerada y hasta inverosímil que busca entretener pero debe ser vista como eso, como una ficción.

Elite es de las historias que en las últimas semanas (con el estreno de su cuarta temporada) ha abierto el debate alrededor de cómo los jóvenes llevan su sexualidad, cómo ésta es retratada en la pantalla; un terreno que antes le pertenecía casi exclusivamente a las películas eróticas.

También lee: "Élite" aspira a ser la nueva "Grey's Anatomy"

esp-elite1_127452368.jpg
En la serie Elite se muestran jóvenes atractivos con una sexualidad abierta y sin tabúes, lo cual a decir de la especialista Paula Millán, está alejado de la realidad y puede crear una idea distorsionada del sexo. Fotos: Netflix
 

“Muchos adolescentes señalan que esta y otras historias los ponen muy sexosos mientras que en su vida personal ellos estaban en otros temas, pensando en otras cosas; seguramente el sexo era parte de sus prioridades pero no tenían ni tienen esa libertad para vivirlo y hacerlo”, dice Paulina en entrevista.

“Ha habido protestas específicamente con respecto a los personajes homosexuales porque están muy sexualizados y es verdad. Todas las escenas que tienen que ver con ellos están en un antro, tomando, drogándose o teniendo relaciones sexuales, pareciera muy extremo y que tampoco representa la realidad de los hombres homosexuales y menos en la adolescencia y es importante decirlo”, considera.

También lee: Falta representación de la comunidad LGBTQ+ en pantalla: GLAAD

esp-elite_2_127452373.jpg

De ahí que en las últimas semanas surgieran en redes sociales decenas de memes donde la gente comparaba lo que vivieron en la adolescencia con lo que los personajes de la serie de Netflix experimentaban: su vida sexual no es contrastada con lo que vivían en aquella edad y no era ni remotamente cercana.

Un tema importante para la directora de investigación del Instituto Mexicano de Sexología es que en temas relacionados con la diversidad sexual, en esta serie y otras del mismo estilo, se la pasan muy bien los personajes y esa no es una realidad para muchos jóvenes, menos en México, donde todavía reciben burlas y bullying aunque se sientan más aceptados que en el pasado: las críticas sobre sus preferencias, la presión social con respecto a alcanzar estándares irreales y la falta de comunicación en su círculo cercano son temas comunes en México.

También lee: “Personajes gays tienen derecho a gozar del sexo”: guionista de “Élite”

Lo que es de aplaudirse, señala la experta, es que cada vez las series y el cine hablan de manera mucho más abierta y diversa sobre la sexualidad; no solamente de lo básico, sino también de aquellas cosas que pasan en la adolescencia y las dudas que todavía hay.

No todo es “perfección”

Un ejemplo de un proyecto más consciente y moderado se encuentra en los protagonistas de Sex education (cuya tercera temporada se estrena en septiembre próximo).

esp-education_127452369.jpg
La serie británica Sex education ha recibido críticas positivas por su manera de abordar la sexualidad, pues muestra personajes que dudan sobre este hecho y en ocasiones cometen errores, lo cual no se aleja de la realidad. 
 

Para la sexóloga, esta serie británica es una de las mejores, si no es que la mejor, en su manera de abrir la conversación sobre las disfunciones y presión social relacionada con la sexualidad en una edad temprana, con personajes que no son perfectos.

“Desde el tema clínico y educativo es muy acertada”, menciona. “En todas las películas y series hay una fórmula (de perfección) que funciona muy bien para representar las relaciones, por eso me sorprende cuando series como Sex education no cumplen con ese requisito”, indica.

esp-education2_127452374.jpg

La especialista explica que en los últimos años se ha abierto más el debate respecto a los tabúes sexuales, y cada vez se desmitifican mejor, aunque aún están presentes.

En el caso de la serie Euphoria, de HBO, por ejemplo, uno de los temas que trata de una manera que no se había visto es la transexualidad, porque hay un personaje trans que es tratado como una más, no es visto como algo diferente.

También lee: No todo es Netflix. Estas plataformas le apuestan a gustos selectos en México

Más allá de la pantalla

La sexóloga explica que mucho de lo que se ve en la realidad actual proviene de lo que vemos en la televisión o el streaming, por ejemplo, en cuanto a los juguetes sexuales. En una investigación del Instituto Sobre Comportamiento realizada hace cinco años, se demostró que el uso de juguetes se incrementó más del 525% gracias a todo lo que se ha hablado de los juguetes en estos medios; lo mismo se abrió el debate en temas como sexo anal, tríos y relaciones con personas recién conocidas.

La especialista destaca que lo que el público joven y de cualquier edad no debe olvidar es no dejar la educación formal de la sexualidad a los medios de entretenimiento, sino que existen publicaciones, lugares y especialistas para disipar dudas, además de que puede ser un tema que se aborde de manera integral en el hogar y en la escuela.

series_sexo.jpg
Foto: ISTOCK
 

“No puedo esperar como mamá que la reciban a través de la televisión y series; aunque lo puedan hacer muy bien no hay que hacernos a un lado, la participación de la escuela y de los papás es muy importante”, comenta la especialista.

“Lo interesante es que pone temas en la mesa, es una oportunidad para discutirlo a nivel educativo, en las familias, una manera de no cerrar los ojos porque muchas personas optan por decir: ‘no hay que ver series’”.

También lee: El LGBTI de la diversidad sexual y de género

Pantalla vs. Realidad

esp-sombras_127452372.jpg

Los orgasmos no necesariamente se parecen a los de 50 sombras de Grey y otras películas o series. “Las personas creen que el sexo pasa como en las películas, como los orgasmos simultáneos. Las mujeres, por ejemplo, necesitamos más que el acto sexual en sí, también es una cuarta parte el contacto con el otro”, detalla la sexóloga Paulina Millán.

Frase

“Muchos adolescentes señalan que esta y otras historias los ponen muy sexosos, mientras que en su vida personal ellos estaban en otros temas”. Paulina Millán. Sexóloga

Comentarios