Se encuentra usted aquí

El precio de ser un Harrison

Rick recuerda que su padre Richard, fallecido hace una semana, le mostró la parte divertida de la historia
El precio de ser un Harrison
Rick comenzó a trabajar con su papá cuando tenía 12 años en la tienda Gold & Silver. (FACEBO OK)
08/07/2018
00:46
Erika Monroy
-A +A

[email protected]

Las Vegas.— Hace 29 años, Richard Harrison abrió su pequeño local en Las Vegas. Una tienda de empeños que ahora es la segunda atracción turística más visitada de la ciudad del pecado y la cual se convirtió en la protagonista del programa de History Channel, El precio de la historia.

El patriarca de la familia Harrison murió el pasado 25 de junio por complicaciones con el Parkinson. A unas semanas de la despedida final con su padre, a Rick Harrison, hijo del Old man aún se le hace un nudo en la garganta cuando habla de él.

“Él era increíble y todo el mundo lo amaba porque era un buen hombre y a todos les gusta el abuelo gruñón”, expresó Rick.

Artículo

Muere Richard Harrison, de "El precio de la historia", a los 77 años

Rick Harrison, hijo de Richard, dijo que su padre era su héroe
Muere Richard Harrison, de "El precio de la historia", a los 77 añosMuere Richard Harrison, de "El precio de la historia", a los 77 años

Por más de 15 temporadas, la familia Harrison y Chumlee han mostrado al mundo que la historia no tiene por qué ser aburrida. Además, la dinámica familiar llamó la atención de la audiencia mundial.

“Siempre he dicho que trabajar con la familia es muy bueno, pero también puede ser una pesadilla”, comentó entre risas.

Rick contó que comenzó a trabajar con su padre cuando tenía 12 años y desde entonces compartieron negocios.

“Él era gruñón, pero sabía a dónde tenía que ir. Murió hace una semana y definitivamente lo extraño, fue un viejo increíble”, añadió.

El precio de la historia muestra cómo es el negocio en Gold & Silver de esta familia de prestamistas, en donde además de ayudar a las personas a conseguir dinero por sus artículos personales, han encontrado joyas históricas, que más allá de su valor monetario tienen un valioso pasado.

Rick se convirtió en el experto para detectar cualquier cosa falsa o robada.

“Siempre trato de no pagar más de 100 dólares por las cosas, depende de qué tan rara o especial sea, pero ese es mi límite usualmente”, explicó.

El protagonista del programa confesó que él casi no ve televisión pues prefiere leer libros y encontrar cosas valiosas en ellos.

“Yo no sé mucho sobre la cultura pop, mi hija está muy emocionada por un tal Adam Levine y yo así de: ‘¿quién es ese?’”, reconoció entre risas.

Además, confesó que el trato de celebridad que a veces recibe no es tan bueno como podría pensarse, sin embargo, agradece que su tienda siempre esté llena de visitantes, aunque los niños prefieran a Austin Chumlee Russell (su co anfitrión en el programa).

Los nuevos capítulos del programa estarán disponibles a partir del próximo lunes 30 de julio por la señal de History Channel.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS