El matrimonio que busca la custodia del Oscar
23 | FEB | 2020
Premios_Oscar
Noah Baumbach llevó a la pantalla parte de su experiencia de divorcio; actúan Scarlett Johansson y Adam Driver. Fotos: NETFLIX Y CORTESÍA

El matrimonio que busca la custodia del Oscar

26/01/2020
01:07
Mario P. Székely/Corresponsal
-A +A
Los guiones de los esposos escritores Greta Gerwig y Noah Baumbach han recibido críticas favorables

Los Ángeles.— Para Greta Gerwig y Noah Baumbach, escritores y directores de Mujercitas e Historia de un matrimonio, el sentido de complicidad aplica en varios sentidos. No solamente son pareja romántica desde hace casi una década sino que los dos están nominados al Oscar por sus tramas escritas.

Ella por Guión adaptado, al basarse en la novela de Louisa May Alcott y él por Guión original.

Recién esta semana, en el programa del comediante James Corden, Gerwig de 36 años y Baumbach de 50, revelaron que la mañana de las nominaciones del Oscar no tenían un plan definido si alguno no conseguía una postulación a la estatuilla de la Academia. Aunque cada quien también dirigió sus filmes, ninguno fue nominado a Director, pero sí sus guiones y cada producción recibió seis candidaturas, incluyendo Mejor película.

“Cuando me senté a escribir Historia de un matrimonio, sabía que deseaba presentar a los personajes de Nicole (Scarlett Johansson) y Charlie (Adam Driver) en el final de la relación, pero a la vez ese mismo final era la excusa para regresar al inicio de esa pareja, cuando escuchamos las cartas que cada quien escribió describiendo la personalidad del otro”, explicó Baumbach en el panel organizado por el sindicato de escritores, WGA, donde EL UNIVERSAL estuvo presente.

Baumbach ha declarado que su guión posee parte de su experiencia de divorcio que tuvo con la actriz Jennifer Jason Leigh, de quien se separó en 2013, compartiendo ahora la custodia de su hijo Rohmer.

“Hay una escena en Historias de un matrimonio que combina lo absurdo, el dolor y hasta el horror en un proceso de separación, que es cuando Charlie recibe la visita de una mujer mandada por el juez para ver cómo se comporta en su vida diaria con su hijo. El momento es surreal y de miedo por sí solo pero encontré que podría subrayar su parte de horror cuando el personaje de Driver se corta por accidente con la cuchilla de un exacto y debe seguir aparentando ser un padre que no pierde la postura, tornando todo en una situación de humor involuntario —recordó Baumbach—, es una metáfora de cómo enmascaramos las emociones fuertes y también del sentido de humillación que el protagonista vive al ser observado en su intimidad”.

mujercitas_eluniversal.jpg
Gerwig también se afianzó de Mu jercitas usando sus experiencias.

 

Gerwig también se afianzó de la novela Mujercitas usando sus propias experiencias para la adaptación al cine del libro de Louisa May Alcott, de 1871, en la que se cuenta la historia de las tres hermanas March que en Concord, Massachusetts, sueñan con su futuro, en un ambiente donde el dinero escasea por la guerra civil. La mayor de todas, Jo, interpretada por Saoirse Ronan, es una aspirante a escritora.

“Crecí leyendo el libro de Mujercitas y lo amaba porque fue ahí que aprendí que podía convertirme en escritora, como el personaje de Jo”, dijo Gerwig.

“La primera vez que leí las palabras de Alcott tenía yo como 15 años y luego revisité su novela alrededor de mis 30. No podía creer que la historia se sintiera tan moderna y urgente. Algo que me llamó la atención era cómo el tema del dinero se repetía continuamente, así como la urgencia de tener propiedades y cómo las mujeres no tenían el acceso a ese dinero”.

Gerwig, quien con su cinta Lady bird (2017) se volvió la quinta mujer en ser nominada aMejor director, explicó que para Mujercitas la mayoría de los diálogos fueron extraídos de la novela de Alcott, sumando parlamentos extraídos de otros libros de la autora, y leídos en cartas o diarios también de la escritora.

“Mi contribución como guionista fue agregar la frase: ‘Si escribes de mujeres, debes asegurarte que al final se muere o se casa’, porque traté de plasmar las dificultades de ser escritora en el siglo XIX”, indicó.

“En la escena inicial de Jo frente al editor, para mí es importante que ella sabe que debe preguntar cuánto le van a pagar por sus cuentos, siendo algo humillante. Me identifiqué mucho, porque me dije: esa podría haber sido yo esta misma semana frente a un ejecutivo de un estudio de cine, negociando mi contrato”.

Gerwig se preguntaba, como el personaje de libro, ¿qué tanto puedo sacrificar de mi visión, para que esto se pueda producir?

Padres de un niño que está por cumplir un año en marzo, Greta y Noah, podrían estar por compartir custodia del dorado Oscar, cuando por lo menos uno de sus nombres se mencione este 9 de febrero en el Teatro Dolby, premiándose su complicidad de artistas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios