Cuando Galilea y Roxana se burlaron de Sammy y Rafael Inclán lo defendió

Espectáculos 20/07/2021 09:15 Janet Mérida Actualizada 17:55
Guardando favorito...

Aunque el personaje es querido por el público, también se ha cuestionado la forma en la que trabajan con él en televisión

Sammy Pérez se hizo famoso en televisión por su forma de hablar y expresarse (que es producto de una discapacidad intelectual moderada), lo que lo llevó a ser parte de diferentes proyectos en Televisa, entre ellos el "Calabozo" y "HXDRBZ"

Aunque el personaje ha empatizado y es querido por el público, también se ha cuestionado la forma en la que trabajan con él y los proyectos que le ofrecen, pues algunos han sido tachados de discriminatorios.

Una de las situaciones más controversiales por las que ha atravesado fue cuando el 17 de mayo de 2009, durante el programa “Hazme reír y serás millonario” de Televisa (producido por Rubén y Santiago Galindo), en el que famosos hacían "sketches" de comedia y eran calificados por un jurado integrado en ese tiempo por Rafael Inclán, los Mascabrothers, Consuelo Duval y Manuel el Flaco Ibáñez.

En uno de esos sketches, Galilea Montijo y Roxana Castellanos decidieron hacerle una “broma” a Sammy Pérez. En el video presentado en el programa se ve cómo lo llaman con el pretexto de hacer el “casting” de la nueva temporada de un programa, pero que era una edición nocturna, más “picosita” de acuerdo a Galilea, por lo que querían que él fuera conductor y hacer unas pruebas en un camerino de Televisa.

El lugar tenía una división con un biombo para cambiarse de ropa, en el que se metieron para “cambiarse”, pero en realidad, ese espacio estaba iluminado de manera que Sammy pudiera ver la sombra de los cuerpos de las actrices, mientras que una cámara oculta registraba sus reacciones.

Lee también: Eugenio Derbez dice que sí está al pendiente de Sammy, pero no lo anda "cacaraqueando"

Ambas se cambiaron de ropa por atuendos tipo “baby doll” y lo hicieron quitarse la ropa también con el pretexto de la audición. La broma tendría su clímax cuando un grupo de guardias entraba a la habitación con la orden de tomar acción contra él porque estaba “desnudo”, y él, aún sin caer en cuenta la situación, se quedó callado hasta que le dijeron que era una broma para el programa.


Cuando los jueces terminaron de ver el video en un foro lleno de gente donde estaban Galilea y Roxana, así como el mismo Sammy dentro del público, los comentarios no fueron nada positivos para ellas, en especial el de Rafael Inclán, quien muy claro les dijo por qué no le parecía una broma.

“Con todo respeto, la broma está muy bien hecha, larga, y con todo respeto, es una falta de respeto a las condiciones de Sammy”.
En seguida, Galilea Montijo respondió “¡Ay, cuál! ¿Sammy donde estás, eres una persona normal?”, dijo desde el escenario, mientras que las cámaras lo buscaban entre el público.

La respuesta de Inclán fue inmediata, “Ah, ¿No saben cómo está Sammy?, No, todos lo sabemos”.

Galilea, evidentemente molesta por los comentarios de Inclán, habló.
“Ay no, perdón, esa sí es falta de respeto decirle en su cara que no es una persona normal”, a lo que el comediante replicó.

“Perdón, no no, todos sabemos que Sammy es un accidente televisivo. A mí me pareció cruel, punto”.

Lee también: Sammy es intubado se agrava su situación; pedirán donaciones para ayudarlo

Freddy, otro de los jueces, dijo que le había parecido larga la broma, mientras que Consuelo Duval expresó:

“En mi muy personal punto de vista, es que Sammy es un alma buena, Sammy todo lo ve hermoso, para Sammy una broma…”, estaba diciendo cuando Galilea interrumpió.

“Ah, no, todo el mundo lo conocemos que tiene un...este… ora sí que Sammy está al cien por ciento de sus capacidades mentales, está al cien por ciento el señor, ¿cierto, Sammy?”, dijo buscándolo en el público.

Mientras que Galilea seguía hablando, tanto Inclán como Consuelo explicaban por qué no era una buena broma para él. 

 “No era broma para Sammy”, decía Consuelo, mientras que Inclán decía ya molesto que no le preguntara a él sobre sus capacidades mentales y que no, que eso no era humor.

“No me gusta que pase esto, yo hubiera dicho que la broma hubiera sido a otra persona. Hubiera caído cualquiera, hubiera caído yo,  pero sí, hubiera sido a otra persona”, agregó Germán Ortega.

El conductor Marco Antonio Regil finalizó ese segmento diciendo que: “Varios hubiéramos querido estar en el lugar de Sammy”.

Cuando las cámaras enfocaron al comediante y se le preguntó qué le había parecido la broma, éste comentó “Muy padre ¿no?, padrísimo”. 

Galilea volvió a hablar señalando que para ella, él era una persona normal, común y corriente, pero el tema no quedó allí y se volvió tema de conversación nacional, pues muchos consideraron también que se había tomado ventaja de la condición de Sammy.

La polémica creció

Poco después, por la polémica que se generó, el mismo programa tuvo que dar espacio al tema y Marco Antonio Regil dijo que, a petición de Sammy, tenían una réplica, y pasaron un video en donde el mismo Sammy se iba en contra no de quienes le habían hecho la broma, sino de Rafael Inclán.

“Yo tengo una vida normal, me levanto, hago de comer, manejo mi carro, soy compositor, cantante y músico. Yo soy Samuel Pérez Reyes y todos me conocen como Sammy y soy un actor, Sammy es un personaje muy especial, y a mí me gusta que la gente lo quiera. Si no fuera actor para mí sería muy difícil ganarme la vida”.

Inclán se molestó de que hubieran hecho este video pues dijo, “Yo defendí a Sammy. No lo entienden”.

Consuelo Duval interrumpió para decir:  “No me parece que se preste este show a esta situación. Sammy puede pedir lo que quiera (refiriéndose a la réplica), es una persona muy respetable, lo único que pedimos -y me uno a Rafa-, es que no abusaran de su inocencia, fue lo único que pedimos. En este momento quienes deberían disculparse con Sammy son Roxana y Galilea”.

Germán también habló y dijo que solamente estaban exhibiendo a Sammy, y en ese momento, Inclán se levantó del jurado y dijo:

“Los derechos humanos han declarado que Sammy tiene lo que tiene, que lo vean, por favor”. Mientras que el conductor Marco Antonio Regil decía que no había que alterarse, Inclán reprochó que le hubieran echado a la gente encima y que hicieran ese video cuando él ya había hablado con Sammy y él no había dicho lo mismo que en el material mostrado por el programa como “réplica” y contó lo que habían platicado.

“Le dije, me da pena que se burlen de ti en cámara, ¿Por qué  (Sammy) no me reclamó allí? yo no estoy diciendo que le quiten el trabajo a Sammy, simplemente califiqué que esa broma que para mí fue burla y punto, y si no se me permite eso, me voy, bye”.

Antes de que Inclán se fuera, Galilea comentó:

“Quiero decir que efectivamente, ya el lunes viendo el video y analizando las cosas, obviamente aquí se entendió mal lo que dijo el señor Rafael Inclán, lo que dijimos nosotros, nosotras en ningún momento salimos a la defensa de la broma, sino a la defensa de Sammy. Y hablando de derechos, obviamente si ofendimos a alguien, de entrada a Sammy. Y obviamente una disculpa a quienes se sintieron ofendidos, y si hay que tomar un curso, bueno, también lo tomaremos”.

Marco Antonio Regil tomó el micrófono para decir que leería una carta hecha por la producción del programa, pero antes de hacerlo, Rafael fue contundente y expresó.

“Lo del video me están aventando a mí, como si estuviera quitándole sus derechos a Sammy, no me interesa Marco, es lo último que voy a hablar, yo no participo de esto”, y se fue.

Regil leyó la carta de la empresa, que decía lo siguiente:

“Queremos ofrecer una disculpa a todas las personas que de alguna manera se sintieron ofendidas por lo ocurrido el domingo pasado  en este  programa (...) Hoy queremos aclarar que en todo lo ocurrido jamás existió por parte de la producción ni por el equipo o el elenco, la mínima intención de lastimar a nadie, sin embargo todos los que participamos en este programa hemos aceptado la propuesta de la Comisión de Derechos humanos del Distrito Federal y vamos a recibir un curso sobre el derecho a la no discriminación, y respeto a los derechos humanos y a la no discriminación y respeto a los derechos humanos y la eliminación de prejuicios o estereotipos que generen desigualdad entre hombres y mujeres”.

Otros de los miembros del jurado también dijeron que no había sido con “dolo”, como en el caso de Manuel el Flaco Ibáñez, que dijo: “Ya llegó muy lejos esto, yo creo que es un programa de hazme reír y estamos haciendo lo propio. Fue un problema de semántica y creo que hacemos esa broma con dolo”. 

La Carta de la CNDH, dirigida a Galilea, a Roxana, a Rafael Inclán y a los productores del mismo, Rubén y Santiago Galindo, decía lo siguiente.

“Nuestra protesta es, en primer lugar, porque en dicha “broma” se falta el respeto y a la dignidad de una persona con signos visibles de discapacidad intelectual moderada, y porque hay una utilización deliberada y un abuso de su discapacidad para provocar lo que el programa pretende que sea un asunto cómico, una “broma”, cuando en
realidad no es sino una burla ofensiva y humillante”.

En el documento también se cuestionó que hubieran hecho un contenido de ese tipo mientras que, por otro lado, Televisa patrocina al Teletón, donde expresan su preocupación por las personas que viven con discapacidad.

“Es importante señalar que las personas con discapacidad no son sólo aquellas que tienen deficiencias, sino además tienen desventajas y viven desigualdad en un entorno que no está adecuado para su inclusión. En un
entorno que, al igual que el programa, está pensado por y para personassin discapacidad. En un entorno en donde de inicio están excluidas de una gran cantidad de oportunidades y servicios y, como se aprecia en
este caso, también del respeto básico a las personas”.

El documento también fue firmado por Katia D’ Artigues, la Fundación “Manuel Buendía” A.C, entre otros.
 

rad 

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios