Reygadas pone en duda el amor

El cineasta presentó el filme "Nuestro tiempo en Venecia". Fue ovacionado

Reygadas pone en duda el amor
En su filme, el realizador actúa al lado de su esposa y sus hijos. Foto: XINHUA
Espectáculos 06/09/2018 00:03 Alejandra Musi / Enviada Actualizada 00:03

[email protected]

Venecia.— Dos años de trabajo intensivo y total inmersión en el campo de Tlaxcala fue lo que llevó a Reygadas a lograr Nuestro tiempo.

Toda la familia se mudó a vivir al rancho en el que el director pudo filmar 50 horas de naturaleza y fauna en una cinta con secuencias llenas de belleza y poesía que conquistaron a la crítica internacional.

El director sabía que contaría con sus hijos en la película porque, según dijo en rueda de prensa “prefiere trabajar con sus niños que lidiar con los permisos de los padres y además siempre es bueno hacer a los hijos partícipes de las labores del hogar que puede ser actuar en una película”.

Pero con lo que no contaba era con protagonizar él mismo, al lado de su mujer Natalia López, toda la cinta.

“No encontraba a la mujer para hacer el papel y mi esposa le daba las réplicas a algunos actores que venían en los castings, me di cuenta de que lo hacía muy bien, así que se lo propuse y lo aceptó”, dijo el realizador.

“Con el hombre busqué por todos lados, sentía que el hecho de que lo interpretara yo podría confundir a los espectadores, no lo logré”, señaló.

“Entonces me acordé de un viejo dicho de Chaplin que dice ‘cuando no hay actor entra el director’ y ya está. Pero quiero aclarar que esta no es una cinta autobiográfica sino una encarnación de un personaje”, aclaró en entrevista a EL UNIVERSAL.

Reygadas explicó que era importante referirse a esta cinta no como una historia de una relación abierta como se había extendido el rumor.

Más bien, el director aborda el tema de “una pareja que cuestiona el amor a partir de la exclusividad sexual. Esta es una pareja que pone eso en duda, que lo cuestiona y lo afronta”.

Para Reygadas ejercer como actor fue algo que le ayudó a desarrollar un nuevo músculo creativo.

“Fue muy interesante interpretar a Juan, me hizo aprender mucho”.

Por el contrario, explicó: “Yo soy muy visual y el actuar me quita la cámara de las manos, y es como pasarle a alguien más tu plumón cuando estás dibujando”.

Si hay algo a lo que este director de culto ha tenido que enfrentarse en su carrera es a las críticas, a veces duras y a veces muy favorables.

Lo cierto es que para él, la mayoría de ellas son superficiales.

“Suelen ser poco sensibles y eso me entristece. Siento la pobreza del lenguaje, de la pasión, la simpleza del tuiter y de la importancia del parecer y no del ser”.

Reygadas señaló que hay tal vez un 5% de crítica que va más allá pero cree que uno intuye bien lo que está haciendo y en ese sentido uno es su mejor juez.

“Hay veces en que uno sabe que lo alaban y no es para tanto o que lo critican y tampoco lo es. El tiempo es el único juez que considero implacable”, finalizó el cineasta que podría optar a alguno de los premios que se entregan este sábado.

Raygadas aseguró también que “México se encuentra en una emergencia humanitaria gravísima y probablemente es el país con más injusticia del mundo”.

Comentarios