Si no fue Cocula, ¿dónde están?

Katia D'Artigues

Con un abrazo con cariño

para Lydia Cacho… y si

alimento a los trolls, pos ni modo.
 

Ya terminó septiembre, pero octubre sigue siendo un mes prolífico en temas de los enormes pendientes en derechos humanos en el país.

Hoy todo parece indicar que en Washington será formalmente extendido el tiempo que el GIEI (Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes) permanecerá en México para seguir ayudando con el tema Ayotzinapa. Por lo menos 6 meses más. También hoy, en la capital estadounidense, el mismo GIEI presentará, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, su informe de avances en la investigación sobre la desaparición de los 43 normalistas. ¿Dirán algo nuevo ellos u algunas de las organizaciones de la sociedad civil que también participan?

Aunque aún no hay claridad sobre lo que sí sucedió (aunque sí un documental por estrenarse hoy en las islas de CU: Mirar morir y un docu-drama en cines llamado La Noche de Iguala) queda claro que la investigación no está cerrada (lo ha dicho la misma procuradora Arely Gómez) e incluso el determinar quiénes fueron los culpables se complica.

A unos días de que se cumpla un año de la detención del ex alcalde de Iguala José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda, quienes se fugaron y escondieron en Iztapalapa, su situación jurídica podría tener un giro. Recuerde que según la “verdad histórica” de Jesús Murillo Karam fueron ellos los que dieron la orden de desaparecer a los estudiantes.

Se complica porque el Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales con sede en Tamaulipas —cuyo nombre se protege en dicho expediente— detectó inconsistencias en las investigaciones realizadas por la PGR en contra de Pineda.

No se logró fincarle responsabilidad por la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa (que sería importante por ser un delito de lesa humanidad que no prescribe, por el que tiene que dar cuentas el Estado mexicano) pero tampoco por su secuestro. Para acabarla, hasta negó la orden de aprehensión por el delito de delincuencia organizada, al considerar que no hubo “medio de prueba alguno… no existe declaración de la que se desprenda imputación directa” que acreditara que ella pertenecía al grupo Guerreros Unidos o que recibiera dinero de sus hermanos, quienes sí estarían involucrados.

Había un testimonio de un presunto testigo, donde decía que los policías lo extorsionaban… pero se desestimó su testimonio.

O sea, que parece que no hay nada contra ella, la supuesta “mente maestra” tras esta desaparición...

Por otro lado, siguen las investigaciones sobre el expediente público de Ayotzinapa, y el reportero David Saúl Vela encontró un dato interesantísimo, producto de las declaraciones de Martín Alejandro Macedo Barrera, quien habría participado en las desapariciones. En ella dice que los alumnos sí llegaron al centro de Iguala, donde estaba la verbena popular por el informe de la presidenta del DIF municipal y los recibieron con disparos. Al bajar de los autobuses los corretearon y a 17 de ellos los capturaron:

—(Los) subimos a las camionetas y los llevamos a la casa de seguridad de Loma del Coyote, donde los matamos inmediatamente. Como no se querían someter y eran más que nosotros, Choky (operador de Guerreros Unidos en Iguala, Guerrero y conocido sólo como “Jaime”) dio la orden de que les diéramos piso... a unos los mataron con un tiro de gracia en la cabeza y a otros a golpes, ya que se pusieron muy violentos cuando estaban secuestrados y para que no estuvieran chingando se decidió matarlos; creo que utilizaron la excavadora para enterrarlos en el mismo rancho que tenemos, a siete de éstos los quemamos por instrucciones de Choky... yo participé matando a dos de los ayotzinapos, dándoles un tiro en la cabeza y no son los que quemamos, están enteritos; la forma de matarlos fue hincados y les disparamos por un lado de la cabeza”.

¿Entonces no todos murieron calcinados en el Basurero de Cocula?

Ojo: todo lo citado está en el expediente de la PGR.

 

Él lo dijo: “Estamos acostumbrados a que los gobiernos digan: ‘Ok, te he hemos escuchado’, pero no que sigan y digan: ‘y eres fastidioso y cállate la boca’”: John Oliver, comediante de HBO sobre el video, ya internacional, del #YaChole. *Katia se mete debajo de su escritorio de puritita vergüenza*.

 

Ah, por cierto… por el tema del (no) respeto a derechos humanos, Estados Unidos decidió bloquear parte de la “ayuda” que destina a apoyar a México en el combate al narco llamado la Limosn… perdón, la “Iniciativa Mérida” (son 148 millones al año y cuando son muchísimos dólares para personas como usted o yo… pues, ¿qué son para ellos que, además, son magos para aparecer drogas en las calles de su país, principal consumidor sin detener a un solo narco? Le digo: es algo mágico)

Bueno, total que también es una crítica adicional. Pero sólo cito que, cosa rara, en Washington este viernes 23 también los mismos Estados Unidos recibirán tres quejas sobre asuntos de derechos humanos en su territorio:

1.-Situación de derechos humanos de las personas afectadas por el Programa de Rendiciones, Detenciones e Interrogación de Estados Unidos.

2.-Impacto de las industrias extractivas sobre los sitios sagrados de los pueblos indígenas de Estados Unidos.‬

3.- Denuncias sobre uso excesivo de la fuerza por la policía contra personas afrodescendientes en Estados Unidos.

Claro, ellos --que reciben a la Comisión del sistema interamericano en su territorio-- pero no aceptan su jurisdicción en la Corte, porque no son parte de la convención Americana de Derechos Humanos, sólo tienen “vinculación” por ser miembros de la OEA (Organización de Estados Americanos), me dijo ayer José Luis Caballero.

A mi me dijeron, pero suena bien fuerte, que eso es algo como hipócrita. ¿Así se dice, verdad?

 

Pobre Lorenzo Córdova, presidente consejero del Instituto Nacional Electoral. Es lo que pienso al leer su entrevista con Carina García, en El Universal.

Aún no termina de defender a capa y espada el costo -claro, monetario y no político--, que tendrá su nueva sede, que en plena austeridad federal, será de más de mil millones de pesos.

Pero ahora sale a defenderse ante los ataques de diversos partidos en su contra, por falta de sanciones a posibles actos anticipados de Andrés Manuel López Obrador (también de Margarita Zavala y “El Bronco”) y sus gastos, con miras a los comicios presidenciales de 2018.

El presidente consejero del INE de plano responsabiliza a los legisladores que no le dieron dientes:

--La fiscalización se hace siempre. Pero la responsabilidad de elecciones exitosas es colectiva e implica a los actores y partidos ceñirse a las reglas y actuar de manera transparente.... Significa patear al arbitro y no asumir que también hay una responsabilidad de los propios legisladores y que es la inicial: poner la regla.

O sea que estaremos ante una versión 2.015 de “tanto peca el que mata la vaca, como el que le agarra la pata” o la reforma electoral definitiva (que se vuelve a hacer al infinito y más allá)

[email protected]

http://blogs.eluniversal.com.mx/-camposeliseos/

http://twitter.com/kdartigues

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios